30 nov. 2011

LA MALDICIÓN DEL SUSURRADOR


A las buenas. En fechas recientes, Noviembre de 2011, ha sido editado el Nº 1 de la segunda época de la revista “Cimmeria”, todo un referente en el mundo de la fantasía heroica en general, pese a que sienten una especial predilección por Conan, el Bárbaro favorito de todos.









Pues bien, entre sus páginas, la revista tiene el honor de albergar “La Maldición del Susurrador”, un relato escrito por Miguel Ángel Naharro, todo un incondicional del mundo del relato.

Si hay algo que me ha llamado poderosamente la atención al emprender la lectura del susodicho es que salta a la vista que el bueno de Miguel Ángel es un amante incondicional del género de espada y brujería. He tenido el privilegio de poder acercarme a mucha de la obra de nuestro escritor, pero sinceramente, nunca lo había visto tan en su salsa como en la historia de Marac. Y teniendo en cuenta el nivel que ostenta habitualmente en sus relatos, eso es mucho decir.

No os voy a decir gran cosa del argumento, puesto que os haría un flaco favor al privaros de la delicia de irse introduciendo entre sus líneas y párrafos, pero sí que os voy a contar que es toda una biblia de referentes del género. Y aquí hay que esclarecer una cosa muy importante. No confundamos el uso aburrido e indiscriminado de tópicos con el homenaje y el sabio uso de los recursos de un estilo. Esto último es lo que hace nuestro escritor. Miguel Ángel es un conocedor del campo en el que escribe y emplea muy sabiamente los medios que le ofrece el estilo literario.











Y que decir de la forma que usa el escritor… El relato dura muy poco, pero es que es tal la fuerza y la vibración que transmite el mismo, con sus descripciones, acciones y diálogos que te lo lees de una sentada. Poniendo un ejemplo real, me senté a leerlo durante un desayuno, con la intención de pegar un vistazo a la primera página, pero es que fue cogerlo y hasta que no me lo acabe de una única tacada no pude soltar la revista. Ahí es donde se nota la bondad del trabajo realizado. 

Hay que admirar lo bien que el bribón saber administrar el ritmo de la historia, en la que no sobra nada ni falta. Miento. Faltan más páginas a la revista para poder degustar más material y relatos del autor. Es de rigor reconocerle que la intensidad de la narración es muy fuerte, involucrando al público que la lee.

Yo no soy especialmente fan del género, pero a fe mía que mientras la revista Cimmeria continúe publicando relatos como este, de tanta calidad e interés, voy a seguir comprándola religiosamente.








28 nov. 2011

MARVEL GOLD: PATRULLA - X N º 2


A las buenas. Hoy tengo el placer de reseñar el segundo Marvel Gold de la Patrulla-X, nada más y nada menos realizado por autores de la envergadura de Chris Claremont como guionista y de John Byrne como dibujante. Además, George Perez y Romita Jr. participan en el dibujo, ocupándose de varios annuals, ¡casi nada!








El tomaco ha sido editado por Panini en Noviembre de 2011, conteniendo los números 122 a 143 USA de Uncanny X-Men, además de los annuals 3 y 4, una historia de complemento perteneciente al Nº 100 USA de Marvel Team – Up, el prestigio “Phoenix, the Untold Story” y el Nº 27 de Bizarre Adventures. Todo este material fue editado por Marvel Comics entre Junio de 1979 y Julio de 1981.

No leer este cómic que es fundamental para entender la actualidad no ya sólo de los mutantes sino del panorama comiquero de ayer, hoy y de siempre, debería de estar penado por las autoridades sanitarias. En sus páginas podemos encontrar todo el buen hacer de Claremont y Byrne en estado puro, en uno de esos cómics que deberían de ser lectura obligatoria en las escuelas. Baste decir que incluye obras fundamentales como “Días del Futuro Pasado” o “La saga de Fénix Oscura”, tebeos de los que se sigue mamando hoy en día.

Claremont estaba en estado de gracia en el momento en el que escribió estos comics, y eso se nota. Parece realmente increíble que treinta años después de ser concebidos las historias no hayan perdido nada de su fuerza. A destacar la tridimensionalidad de los personajes, que parecen reales. Si el guionista tuvo una marca de fábrica, fue la virtud de profundizar y profundizar en la de sus protagonistas, para dotarles de vida propia.

No sólo eso, sino que las aventuras aquí presentadas son el súmmum de los superheroico, añadiendo mitología fundacional para el género. Me remito por ejemplo a la ya mencionada saga de Fénix, ¿Cuántas veces se ha imitado después, con mayor o menor fortuna, el argumento de un héroe superpoderoso que acaba corrompiéndose? O por continuar con las analogías, “Días del Futuro Pasado” sentó un precedente en las historias de futuros alternativos. Puede que estos argumentos no fuesen originales de Claremont, pero a la vista está que el guionista les dio una importante vuelta de tuerca y posteriores utilizaciones de estos recursos beben de lo realizado por el patriarca mutante.









A destacar también que en los momentos de publicación de estos tebeos, los comics relacionados con los mutantes estaban muy contenidos, con lo que Claremont no se encontraba con tropecientas mil series en las que se dispersaban los argumentos. Eso le permitió jugar con los personajes y las tramas y conseguir una serie que fue y es todo un estandarte de calidad.

Sobre el dibujo, hay que reivindicar que John Byrne estaba en su plenitud cuando se encargó de realizar estas planchas. Un simple vistazo a las páginas realizadas por el autor canadiense sobra para quedarse con la boca abierta ante la espléndida narrativa y composición de página. Cada una de las viñetas de la obra es arte en sí misma, ofreciéndonos la versión definitiva de los personajes. Para un servidor, cada vez que, por ejemplo, piensa en la versión definitiva de Lobezno o de Jean Grey, la que aparece en mi cabeza es la de Byrne. 

Por cierto, no hay que olvidar que este autor no sólo nos maravilló con sus excepcionales dibujos, todo un clásico del noveno arte, sino que además colaboró intensamente en los argumentos de estas joyitas. Suya es, entre otras cosas, la razón por la que Lobezno fue adquiriendo más y más protagonismo, motivo por el que mutante de garras de adamantium es una de las estrellas más brillantes de Marvel.

Para colmo de los colmos, la edición en la que se han editado estos comics es la mejor y la más cuidada hasta la fecha en España. Es un verdadero lujazo tener un tomazo con más de 600 páginas dedicadas a esta obra, incluyendo todo tipo de extras, como los annuals o las historias procedentes de Aventuras Bizarras. Por no decir que es increíble que un tomo tan voluminoso pese tan poco con el papel elegido.

En resumen, si eres fan del mundo del cómic, no sólo de los mutantes o de Marvel, sino de los tebeos en general, no te puede faltar este segundo volumen de los Marvel Gold dedicados a la Patrulla – X. Yo estoy cruzando los dedos para que se logre editar en este formato toda la etapa realizada por Claremont, culminando en los comics que realizó junto a Jim Lee.







JÓVENES VENGADORES: REINADO OSCURO



A las buenas. Pese a que últimamente prefiero hacer hincapié en reseñas de comics más actuales, me gustaría realizar una reseña de Jóvenes Vengadores: Reinado Oscuro, dada la inmensa calidad de la obra. Hay que decir que los autores de la historia son Paul Cornell al guión y Mark Brooks al dibujo, con lo que las virtudes del cómic están aseguradas.








La susodicha miniserie, consta de dos 5 números USA, editados por Marvel Comics durante 2009. Panini publico la miniserie repartida entre dos números especiales en Marzo y Abril del 2010.

El argumento de la mini, como por su nombre se puede deducir, está fuertemente ligado a “Reinado Oscuro”, el “landscape” en el que Norman Osborn era considerado el mayor héroe de los USA y estaba al mando del cotarro superheroico. En esas condiciones, tenía engañada a la opinión pública e incluso estaba al mando de los Vengadores, con miembros como Spiderman o Lobezno que eran en realidad gente de moral tan ambigua como Veneno o Daken haciéndose pasar por los originales. 

Pues bien, en ese contexto en que a los Vengadores les salía un grupo de suplantadores, la lógica dictaba que con los homólogos juveniles del grupo, los Jóvenes Vengadores, no tardarían en tener su propia panda de impostores. Y así fue, pero no de la forma en que todos nos esperamos. Y es que mientras que los “Vengadores Oscuros” eran en su mayoría villanos, el presente caso es algo más complejo.

Los “Jovenes Vengadores Oscuros” no son exactamente unos criminales, sino más bien unos personajes ambiguos; un grupo en el que cada uno de los miembros tiene una motivación particular. Más que maldad, el rasgo que comparte este particular equipo es que son personajes adolescentes que están buscando su lugar en el mundo. Quizás alguno de ellos de formas retorcidas, pero el análisis de estos personajes es el punto fuerte de esta miniserie.

El guión de Cornell es digno de elogio. Como he mencionado anteriormente, el puntillo que hace que destaque esta miniserie es la excelsa labor de caracterización realizada, con un estudio de cada uno de los personajes. No os esperéis típicos y tópicos, puesto que las capas que da el autor a la obra los convierte prácticamente en seres vivos, en cuya moral caben los grises. A la hora de afrontar la lectura de estos tebeos, cabe recordar que es ante todo un cómic en que lo que prima son los protagonistas y el estudio del interior de los personajes.










A destacar los continuos giros que va pegando el guión para mantener en suspenso al lector, quien en su mente no para de elucubrar hacia que lugar se va a dirigir la trama. Eso sí, el argumentos también está trufados con peleas, acción y todos los elementos superheroicos que tanto nos gustan a los fans.  De hecho, en pocos cómics se pueden encontrar batallas tan bien descritas como en la presente historia. 

De eso gran parte tiene que ver con Brooks, el dibujante de la historia y el responsable de que la parte gráfica del tebeo luzca de forma notable. Quizás su nombre no suene con tanta fuerza como muchas de las estrellas del mainstream, pero al hombre no le faltan precisamente capacidades para lucirse.

Merece la pena recalcar su hábil sentido de la narración, a la par que su sutileza a la hora de pincelar a los personajes de forma que sean completamente diferenciables entre sí. Por no mencionar su espectacularidad a la hora de las escenas de acción, lo que quizás sea su mayor punto fuerte en esta obra.

En resumen, si quieres pasar un más que entretenido rato con un trabajo magníficamente bien guionizado por uno de los mejores escritores del mercado y con un dibujo de lo más potable, esta es la miniserie que tienes que leer.




27 nov. 2011

IMÁGENES DEL PRÓXIMO PROYECTO DE FRANK CHO


A las buenas. Siguiendo con las noticias de Marvel, vamos a ofrecer unas imágenes que han saltado a Internet, las cuáles parecen muy jugosas. Al parecer, se supone que van a estar relacionadas con la próxima “Guerra de Ultron”, al ver las ilustraciones de los personajes implicados. Aunque me choca encontrarme por ahí con Magneto… Eso sí, el arte y la calidad de los dibujos es realmente sublime.















LOBEZNO: HE IS BACK (SPOILER)



A las buenas. Hoy os traigo una noticia, con cierto retraso, sobre Lobezno, el mutante con garras de adamantium favorito de todos.








Al parecer, vamos a tener de vuelta a Jeph Loeb y a Simone Bianchi para ofrecernos un nuevo arco argumental del bueno de Logan. Pero no sólo eso, sino que planean traernos de vuelta su némesis por excelencia, ni más ni menos que Victor Creed, también conocido como Dientes de Sable.  Si, hijos míos, tenemos una nueva resurrección innecesaria y redundante. 








26 nov. 2011

ULTIMATES VOL. 2: EL GRAN ROBO DE AMÉRICA



A las buenas. Hoy, como lo prometido es deuda, toca reseñar el segundo tomo de Ultimates, el Volumen dos de los publicados por Marvel Deluxe, recopilando las míticas historias de Mark Millar como guionista y Bryan Hitch como dibujante.


 







El recopilatorio ha sido editado en España por Panini con el sobrenombre de “El Gran Robo de América” en Noviembre del 2011. El tomo contiene los 13 números del volumen 2 USA de Ultimates, publicados por Marvel en los USA entre Febrero de 2005 y Octubre de 2006, complementado por los dos primeros annuals del grupo.

Hay que decir que los mencionados annuals vamos a dejarlos fuera de la reseña en sí, ya que ni siquiera son obra de Hitch y en la modesta opinión del que esto suscribe, quedan muy por debajo de la calidad que rebosa la obra.

Pues centrándonos en materia, si en el anterior tomo de la serie teníamos al grupo estrenándose como superhéroes, aquí los tenemos ya consolidados en estado puro. Aunque hay que decir que las apuestas suben en esta nueva entrega, con una amenaza más épica si cabe que la del volumen anterior. Todo esto sin olvidar que las traiciones internas entres los miembros del grupo van a estar a la orden del día…

Sin duda alguna, opino que esta obra es una de las mejores que han salido de Marvel en la última década. No aproximarse a ella es un pecadillo, ya que es todo un imprescindible. Es acongojante, por no decir otra palabra, que no se pueda poner por encima el guión o el dibujo en este cómic. No cabe duda alguna que el equipo creativo tiene una sinergia tal que ha obtenido como resultado una OBRA MAESTRA de este arte.

El guión es todo un ejemplo de exquisitez, dándonos sin duda unas grandes versiones de los personajes protagonistas. A mí personalmente me gustaría destacar su versión de Tony Stark, la cual sirvió de molde al mismísimo Robert Downey Jr. Es un gustazo leer las frases y diálogos del elenco en general de la colección, quedando muchas de ellas para la posteridad. En esta serie, Millar estaba disfrutando de lo lindo de su lado más bestia y eso se nota.




 



Pero que nadie se piense que los Ultimates es pura carne de provocación y actitudes chulescas. No señor. Aquí hay toda una trama sociopolítica, mucho más compleja de lo que parece, impregnando entre líneas a la obra de una fuerte crítica social. Todo esto ofreciendo al lector una lectura épica como pocas, que da la sensación de una autentica amenaza de intensidad. Pero nada de dormirse en los laureles, que los giros argumentales pueden darse en cualquier momento…

Y del dibujo, que decir que no se haya dicho ya del arte de Hitch… Verdaderamente, cada página es colosal y una autentica obra de arte. No hay más que detenerse a observar sus planchas para constatar que es uno de los mayores artistas con los que cuenta el mundillo.

El artista dota a cada página de un realismo apabullante. Quizás sea Ultimates donde más brilla el dibujante, ya que en las abundante e intensas escenas de diálogos la narración está muy cuidada y los personajes parecen reales. De hecho, muchos de los que asoman por la historia, tiene su referencia en actores, como el archiconocido caso de Nick Furia y Samuel L. Jackson.

De las escenas de acción, lo principal es apuntar que son sin discusión de las más espectaculares del género. Contemplarlas es como asomarse al estreno del blockbuster más impactante del año. Es imposible no leer esto y darse cuenta que esto es el cómic de superhéroes definitivo, el arte elevado a la enésima potencia.

En conclusión, este es uno de los imprescindibles, no sólo de Marvel, sino del género superheroico en general, con personajes que se hacen cercanos, pero a la vez envueltos en situaciones extremas y adrenaliticas a más no poder. Todo el que no lo tenga, que se haga con él o se arrepentirá.