15 jul. 2011

COLECCIONISMO O COMPLETISMO POR COSTUMBRE

A las buenas. Hoy me gustaría comentar un tema que siempre se encuentra de moda en el mundo del cómic: el completismo o coleccionismo por costumbre.




Por completismo entendemos, evidentemente, el ansía que tenemos los lectores de tener todos y cada uno de los números de una serie. Esto no es un problema, ni mucho menos, si hablamos de una etapa continuada de un autor de calidad o de una sucesión de autores de calidad, encadenando excelentes números y épocas.
El problema sucede cuando ya hace tiempo que la calidad abandona una serie y seguimos consumiendo y adquiriendo (a veces ni siquiera consumiendo) nuestra ración habitual de la serie de marras, simplemente comprándola por costumbre. No nos engañemos, todos lo hemos hecho alguna vez.
Bien, esto es una situación común en los lectores de cómics, pues como acabo d indicar el que más, el que menos, hemos acabado comprando por hábito número tras número tebeos de una serie que nos maravilló hace años, pero que actualmente no lo hace. Pero ya que llevamos años con esa serie nos duele dejarla.

 

 
No obstante, mi postura al respecto es clara en los últimos tiempos: es una manía o costumbre que se ha de erradicar. Básicamente por tres motivos:
1)      El dinero es limitado y en vez de seguir comprando cómics que no nos satisfacen, debemos guardar y emplear nuestro dinero en aquellos que si lo hacen.

2)      Lo mismo que en el punto anterior pero aplicado al espacio.

3)      Para conseguir influir en la editorial y disfrutar más como lectores. Si Pepito entra como dibujante en una serie y no nos gusta su trabajo, dejamos de comprar la colección. De esta forma, hacemos saber a la compañía que no estamos conformes con la labor del autor y conseguimos que pongan a uno de nuestro agrado al descender el número de ventas con el autor actual. En caso contrario, si seguimos coleccionando el cómic en cuestión, damos a entender que nos gusta como dibuja Pepito y que queremos que siga en la serie. Esto puede aplicarse al enfoque del tebeo.

Sé que es una manía que cuesta quitarse, pero mi opinión es que por el bien de nuestros ahorros, de nuestra estantería y del placer obtenido en la lectura debemos extirpar la mala costumbre del coleccionismo por costumbre.


2 comentarios:

  1. Estoy totalmente de acuerdo contigo David. Y eso que estuve durante años comprando Spiderman por completismo (sobre todo en la etapa infumable del vol. 5), y ahora por fata de espacio y de conexión con el personaje desde el Mefistazo, lo dejé (¿para siempre?). UN saludo

    ResponderEliminar
  2. A todos nos ha pasado algo similar, en algún que otro momento. No con Spiderman necesariamente (no es mi caso), pero si con algún que otro personaje.

    Pero llega un punto en la vida de todo fan que corta de raíz los cómics ·por costumbre".

    ¡Hasta yo lo hice!

    ResponderEliminar