9 may. 2013

R Y JULIE


A las buenas. Si hace poco hice un post reseñando la película de “Memorias de un Zombie adolescente”, ¿qué menos que hacerlo ahora acerca de la novela en que se basa? Así que vamos a hablar de “R y Julie”, una novela escrita por Isaac Marion.





Hay que tener presente que en los USA fue publicada en 2011 con el título original de “Warm Bodies”. En el mismo 2011 fue editado en España por la editorial Mondadori bajo el título de “R y Julie” (título que usaré para referirme al libro).
Aviso para navegantes. Con motivo del estreno del film “Memorias de un Zombie Adolescente”, basado en la novela que aquí reseñamos, la editorial Mondadori ha cogido y ha creado una sobrecubierta que ha encartado sobre sus ejemplares ya publicados en los que se sobrepone el ya mencionado nombre de la película “Memorias de un Zombie Adolescente” junto con el poster original del film sobre la edición española original. De tal forma que si el lector quita la sobrecubierta de “Memorias” tendrá justo debajo la de “R y Julie”. Un poco lioso, pero se puede resumir en que sobre el libro original han encasquetado una “etiqueta” del nombre del film para que el espectador identifique la novela con facilidad.
El argumento del libro versa acerca de cómo “R”, un Zombie recién casado y con hijos, busca carne humana con la que alimentarse por lo que abandona la seguridad del aeropuerto donde vive y  ataca a un grupo de humanos. N tan atípicas circunstancias conoce a Julie, la hija del líder de la resistencia humana, en un mundo en que ha llegado un apocalipsis Zombie y lo seres humanos están en peligro de extinción.
Lo primero que debo de decir es que me ha sorprendido la avidez y rapidez con la que ataqué este libro y lo rápido que lo he leído. Sus casi 300 páginas me han durado un suspiro, habiéndomelo leído en apenas un par de días. Por cierto, que suerte (o tal vez instinto) estoy teniendo en mis lecturas de novelas, ya que últimamente estoy teniendo mucho tino a la hora de saber que escoger para leer. Prácticamente todos los libros que han caído en mis zarpas recientemente se me antojan de calidad (con la excepción de “Modernidad e Identidad del yo, de Anthony Giddens). Pero estoy divagando…
Volviendo a lo que nos ocupa, osaría decir que “R y Julie” es superior a su adaptación cinematográfica. Y que quede claro que la susodicha ya me pareció de notable, que nadie se piense que voy a aprovechar el ensalzamiento de la novela para denigrar al film, que no van por ahí los tiros.
Lo que destacaría del libro es lo bien que están definidos los personajes protagonistas. Con un “R” angustiado, que busca sentirse completo y va viendo como su “vida” va cambiando, tanto por comerse cierta cosa como por haber conocido a Julie. El proceso del cambio y de su metamorfosis paulatina es, dentro del contexto de una obra de ficción, totalmente verosímil y creíble.





Por no mencionar lo rico y bien construido que está el personaje de Julie. Lo que va a sorprender a muchos lectores es el pasado de la chica, realmente duro y muy lejano a la idea de endulzar a la chica protagonista para hacerla impoluta. De eso nada. Esta Julie es una chica que está de vuelta de todo y que las ha pasado canutas. Realmente es una protagonista muy interesante.
La relación entre “R” y Julie me la creo y queda perfectamente explicada. Incluso actos por parte del Zombie que a priori serían imperdonables quedan matizados y aclarados en todo su esplendor. Un gran trabajo el del escritor a la hora de llevar a la historia por un muy buen camino.
El estilo literario de Marion atrapa y engancha. Va directo al grano, y no hace concesiones a nada ni a nadie. Sorprende su gran versatilidad. Lo mismo escribe una escena que llega al corazón como que se pone violento y se carga a alguien. Llama la atención también que esta novela se trate el tema del sexo sin tapujos.
No puedo dejar de hacer notar la enorme cantidad de doble sentidos y metáforas que impregnas el libro. Mucho ojo a las comparaciones entre matrimonio frio, apático e infiel con un recién iniciado noviazgo, más intenso y verdadero. ¿El libro hace apología de que se abandone al cónyuge por un nuevo amor? No afirmaría eso rotundamente, pero que cada cual juzgue al leerlo.
Más positivo y políticamente correcto me parece el mensaje de que el verdadero amor lo cambia todo y que rompe barreras. Me perdonareis que me ponga cursi un momento, pero es que queda muy bonito y romántico, jolines.
En definitiva, os recomiendo mucho esta novela, que la he disfrutado como un cosaco. Desde luego, apunto desde ya  a Isaac Marion como un autor a seguir. Y por supuestísimo os recomiendo a todos que leáis “R y Julie”, que salen además zombis y eso siempre mola.




3 may. 2013

ESTELA PLATEADA DE STEVE ENGLEHART & MARSHALL ROGERS Y RON LIM


A las buenas. ¿A veces no os ha pasado que de pequeños o adolescentes os gusta mucho algo y muchos años más tarde al reencontraros con esa obra os lleváis una gran desilusión al comprobar que vuestro fetiche de la infancia no era para tanto? Pues eso es lo que me ha pasado a mí al releer a estas alturas los episodios de Estela Plateada realizados por Steve Englehart al guión y por Marshall Rogers y Ron Lim al dibujo.




Dicha étapa está formada por los números 1 al 31 USA del Vol. 3 de Silver y por el Annual 1 USA de la serie. Todo este material fue editado por Cómics Forum en los números 1 al 20 de Estela Plateada, los números 21 a 23 de Estela Plateada/Quasar y el Especial Navidad de Marvel Héroes de 1988. En los USA estos cómics salieron entre Julio de 1987 y Enero de 1990, mientras que a España estos tebeos nos llegaron entre Marzo de 1989 y Abril de 1991.
Estos números nos cuentan cómo tras años de estar atrapado en la Tierra por un castigo de Galactus, Estela Plateada por fin logra escapar de la barrera que le mantenía preso. De esta forma es libre para vagar por el Espacio, justo a tiempo para verse implicado en un complot de los Arcanos del Universo y además verse inmerso en una nueva Guerra Kree/ Skrull.
En principio la premisa es muy interesante. A un servidor (cuando la leí sirviendo de complemento a Secret Wars) le encanto la primera serie del personaje, la mítica de  Stan Lee y John Buscema, y sentía tal empatía por Estela Plateada que estaba deseando que rompiese por fin la barrera de Galactus, campase a sus anchas y fuese merecidamente feliz con su eterna enamorada, Shalla Ball. Así que disfrute horrores cuando por fin pude leer historias de Norrin Radd (nombre real de Estela) surcando por el espacio.
Ahora bien, la experiencia ha sido totalmente contraria al poder recuperar estos episodios muchos años después de leerlos. Ojo, sé que el Steve Englehart ochentero se ha llevado muchos palos, pero que conste que el trabajo del autor en los 4 Fantásticos y en los Vengadores Costa Oeste es muy de mi agrado y disfrutado por mi parte incluso a día de hoy Aclarado esto, debo decir que Englehart no estuvo precisamente acertado en esta colección.
Para empezar, cambio sustancialmente el carácter de Estela Plateada y no precisamente para mejor. Pasó de ser un ser atormentado y muy humano por la separación de su gran amo a ser poco menos que un playboy cósmico que cambiaba de amor como yo me cambio de camisa. Por no mencionar que muchas veces parecía que estuviésemos hablando de otro ser. Es muy chocante el cambio de un Estela eternamente enamorado de Shalla Ball a uno que pasa de flor en flor, de Mantis a Nova como si aquí no pasase nada. Ete cambio de personalidad no es especialmente sangrante (como el reciente que comenté de Ojo de Halcon en su propia serie)  ya que se explica cómo se da este cambio, pero sigue sin convencer esta modificación de forma de ser.



También hay que observar que en tiempos, Norrin Radd era un ser dado a los grandes momentos de reflexión y a tener una angustia vital como pocos. Era un protagonista muy dado a la reflexión y casi se podría decir que tenía un carácter prácticamente mesiánico. Pues bien, olvidaos de todo eso. Aquí tenemos a un héroe espacial de lo más mundano que casi se acerca una parodia del que fue. No digo que no reflexione, que algo hace, pero se pierden todas esas características que hacían del Ex heraldo de Galactus un personaje especial. Aquí pierde grandes señas de su identidad y no se le saca todo el jugo que tiene.
Además, las tramas se alargan demasiado, casi hasta el hastío. Los tebeos en cuestión tienen algún momento interesante y encontramos de vez en cuando elementos que están muy bien llevados. Pero bien cierto es que los enemigos de estos cuadernos son bastante repetitivos y que también son bastante redundantes las historias. Las conspiraciones cósmicas, las traiciones varias y la aparición una vez y otra de los mismos antagonistas puede llegar a cansar al lector.
En lo referente al dibujo, sinceramente recordaba mejor el arte de Marshall Rogers. Su Batman continúa, por ejemplo, siendo mítico para el que esto escribe, pero es que se “lució” (en el mal sentido) en sus números de Estela Plateada. El protagonista parece un monigote, la narración es superflua y las escenas de acción no deslumbran lo que deberían. Algún dibujo y secuencia digna tiene, no se lo vamos a negar, pero ya sabéis el dicho de que una golondrina no hace verano.
La llegada de Ron Lim ya mejora algo el aspecto artístico de la serie. La narración pasa a ser más fluidas, las planchas lucen mucho mejor y aumenta notoriamente la espectacularidad de las páginas. No es que Ron Lim sea uno de los mejores dibujantes del medio y tiene sus carencias, pero tampoco es que sea horriblemente malo, ni muchísimo menos. Es un dibujante que cumple en caso de que no te pongas exigente con tus lecturas.




En fin, de pequeño disfrute como un cosaco con estos tebeos y exceptuando algún momento puntual la serie ha sido decepcionante comparado con los recuerdos previos que tenia de ella. Eso sí, dejando la nostalgia a un lado y sin ningún tipo de comparación son tebeos para pasar el rato sin más. Aunque no seré yo quien recomiende efusivamente su lectura.
PD. Existe una versión alternativa del primer número de la serie realizado por el mismo Englehart, con lápices del mismísimo John Buscema en el que se ve como Marvel tenía inicialmente previsto que Estela Plateada permaneciera preso en la serie. En España se puede encontrar en un especial de Héroes Marvel aparecido a finales de los años 90. Quizás la serie hubiese sido mejor de seguir ese enfoque.





VIUDA NEGRA: ORIGEN LETAL


A las buenas. Uno de mis mayores deseos a la hora de redactar en este blog es entreteneros. Y si de paso, alguien descubre alguna obra que le había pasado desapercibida, mejor que mejor. Con ese fin hoy vamos a hablar de “Viuda Negra: Origen Letal”.




Este tomito fue publicada por Panini en el 2010 conteniendo los 4 número USA de “Black Widow: Deadly Origin”, los cuales fueron editados por Marvel entre  Enero y Abril del 2010. Paul Cornell se ocupo del guión, mientras que Tom Raney fue el encargado de dibujar las escenas transcurridas en el presente y John Paul Leon el autor de los múltiples flashbacks de la miniserie.
Una importante aclaración es que pese a que lleve el sello de “Max”, la miniserie se encuentra plenamente integrada en la continuidad del Universo Marvel de la Tierra 616 y la validez de lo aquí contado es absoluta.
Este excelente tomo nos cuenta por fin el origen de la Viuda Negra favorita de todos, Natasha Romanoff. Mientras eso sucede, alguien se está encargando de que todas las personas relacionadas con Natasha estén en peligro de muerte. La única persona que puede parar esta amenaza es la propia Viuda. Pero lo que no sabe es que probablemente se esté enfrentando a lo más difícil que le ha sucedido nunca…
Debo decir que ya me he releído un par de veces el tomo que contiene esta historia y mirad que he leído cómics de la buena (en más de un sentido) de Natasha, pero esté volumen es sin duda del que más disfruto como todo un dios olímpico. Es el típico recopilatorio que coges de la estantería y si lo abres ya estás condenado. Has de volver a releértelo.
Además, si eres fan de la Viuda Negra tienes que leerlo si o si, ya que además de ser , al menos para el que escribe esta reseña, el mejor tebeo habido y por haber del personaje es muy importante para su historia. Por ejemplo puntos que hasta el momento se habían obviado o pasado por alto en su cronología. Para empezar, ¿Cómo es posible que Natasha aparente ser una veinteañera si Logan y el Capitán América la salvaron durante la Segunda Guerra Mundial cuando ella era apenas una niña? ¿Realmente su relación con su tutor Iván era tan casta como parecía? ¿Qué impulsó a Natasha a pasar a ser una agente secreta?  Todas esas respuestas y muchas más las encontrareis en este tomo.
Por si fuera poco, aquí tenemos todo un quien es quien en el Universo Marvel, ya que por estas páginas hacen su aparición estelar personajes tan carismáticos como el Capitán América, Tony Stark, Hércules, Nick Furia, Lobezno, Clint Barton, Pájaro Burlón, Daredevil o el Soldado de Invierno. Aquí se restablecen muchos de los lazos de nuestra Viuda y se refuerza la sensación de que este personaje está en la palestra. Esta es una de esas ocasiones en las que se vuelven a demostrar los beneficios de un universo de ficción interconectado. Un gran acierto el definir la relación de Natasha con estas personajes, tanto refrescando la memoria de los veteranos como sirviendo de introducción a los que se apunten ahora a sus aventuras.




Pero no sólo es que sea clave a la hora de ofrecer soluciones a muchos misterios acerca de la protagonista, es que encima es una historia de lo más interesante. Tiene una intriga digna de las mejores novelas de espías, un villano final con una sorpresa antológica, escenas de acción por doquier, aderezado con un estudio de quien es Natasha y que le motiva a ser quien es y a hacer lo que hace.
En mi modesta opinión, Paul Cornell es un guionista capaz tanto de lo mejor (Capitan Britania) como de lo peor (Stormwatch). Muy afortunadamente, este trabajo se encuentra entre lo primero y se nota que el escritor ha hecho sus deberes, tanto a la hora de documentarse en la cronología de la Viuda como de saber dotarla de la personalidad adecuada. Por no mencionar construyendo un relato para enmarcar.
Tom Raney es un dibujante que no me apasiona especialmente. Sin embargo, me dejo con la boca abierta con lo mostrado en estas planchas. La narración es fluida, los dibujos son espectaculares y la acción luce tanto que parece que estés viendo una película en lugar de leyendo un cómic. Por cierto, le da un toque a su versión de la Viuda Negra que me recuerda poderosamente a la caracterización de Natasha en el film de Iron Man 2.
  Leon cumple con su cometido y su dibujos en las escenas ambientadas en el pasado tienen un toque sombrío que lo diferencia claramente del resto del tomo. No es un dibujante para el cómic superheroico, pero como los flashbacks de los que se ocupa no tratan especialmente ese aspecto, no molesta para nada.
Para un servidor, esta es la aventura definitiva de la Viuda Negra: por las revelaciones sobre su pasado, por el repaso de toda su historia, por sus conexiones con el restos del Universo Marvel, por las escenas de acción tan adrenalíticas, por el excelente tratamiento del guión de Cornell y por un dibujo de infarto no puedo dejar de recomendar la lectura de “Viuda Negra: Origen Letal”. Y si os queda alguna razón para dudar acerca de comprarlo o no, sólo tenéis que mirar la imagen de abajo.



2 may. 2013

IRON MAN 2


A las buenas. Hay veces en que una persona no tiene una opinión que concuerde con la mayoría de la gente y creo que ese es mi caso en lo que concierne a “Iron Man 2”. Una gran parte de la crítica la puso en su momento por poco menos que por los suelos y en cambio a mi no me duelen prendas en decir que me parece una película de sobresaliente.




Esta misma noche me la he revisado y sigo manteniendo que me parece el mejor de los films dedicados a Iron Man. Ya dije que ordenaría la trilogía del vengador dorado tal que así: Iron Man 2- Iron Man 3- Iron Man . Y tras revisionar la segunda entrega, lo mantengo.
Cabe recordar que esta película estrenada en el 2010 estaba dirigida por Jon Favreau e interpretada por Robert Downey Jr (a la cabeza, como siempre), Mickey Rourke, Gwyneth Paltrow, Don Cheadle, Scarlett Johansson, Sam Rockwell, Samuel L. Jackson, Paul Bettany, Clark Gregg  y el propio Jon Favreau.
Esta secuela del primer Iron Man nos mostraba como Tony Stark había abierto la caja de pandora al hacer público que él era el hombre que se encontraba dentro de la armadura, pues viejos rencores salían a la luz… Además, tanto Shield como el propio Gobierno de los USA empiezan a cuestionar a Stark. Todas estas situaciones serán aprovechadas por Justin Hammer, un rival y competidor en el terreno armamentístico, para intentar darle el empujón definitivo al bueno de Iron Man.
Una de las cosas que más me fascina de este film es la gran cantidad que mantiene abiertas. Me consta que a mucha gente le ha molestado precisamente ese aspecto de la película… pero es que yo disfruto como un enano mientras visiono los múltiples argumentos ofrecidos. Es todo un placer poder ver como un personaje tan querido como un servidor como es el caso de Iron Man, da para mantener tantos frentes abiertos. Quizás hubiese sido de desear que la peli hubiese durado algo más para poder desarrollar algo más alguna subtrama, pero no todo se puede tener en esta vida.
Otro aspecto que quisiera destacar del film, es la gran cantidad de secuencias cómicas que contiene. En especial, me encanta la parte en la que Tony da una fiesta en su casa. No cuento más por no chafarle las carcajadas a nadie. Osaría decir que la película de los Vengadores incorpora tantas escenas de humor viendo el buen uso que se hace de ellas en Iron Man 2.









Siendo justo, hay que reconocer que no hay muchas escenas de acción en la película. En total hay apenas tres en la película, aunque muy bien aprovechadas. Se ha llegado a contabilizar que de 130 minutos que posee de duración, apenas 23 son de acción. Yo no he hecho la cuenta de los minutos exactos, lo digo de oídas, eso que conste. Lo que si se es que los minutos que sean están genialmente empleados y son todo un despliegue visual y un gozo para los sentidos. Aunque entiendo que haya gente que en una peli de superhéroes busque más acción. Ya digo, yo no la he notado en falta. No hace falta convertir la obra en una mera ensalada de tiros.
El guión de la película es trepidante a más no poder. ¿Pero este tío no acaba de decir que el film no tiene demasiada acción? Pues sí, pero que no haya acción en demasía no quiere decir que no ocurran cosas a mansalva durante el metraje y que siempre sucedan acontecimientos que hagan avanzar la trama y que logren que el espectador sienta que el tiempo de su visionado ha pasado volando.
Un punto fuerte es la esplendida caracterización de Tony Stark. No quiero repetirme en este apartado, ya que en otras reseñas mías de películas de Iron Man ya he hablado del enorme carisma de Robert Downey J. interpretándolo. Es un personaje que con su energía, fuerza y arrolladora personalidad llena la pantalla en cada escena que aparece. ¿Alguien se imagina un actor mejor para interpretar a Stark? Yo desde luego, no.
El desarrollo de los personajes es una virtud del film. Lo que escasea en escenas de acción lo emplea con un par de huevos (con perdón) en hacer que conozcamos a la perfección a los integrantes de esta película. Todo miembro del reparto de protagonistas tiene grandes momentos y al acabar la función sentimos que los conocemos de toda la vida.
Y las interpretaciones son glamurosas. La de Robert Downey Jr, ya he contado que me parece de Oscar, pero es que actorazos como Scarlett Johansson, Mickey Rourke o Gwyneth Paltrow llenan la pantalla con su aparición y es un privilegio verlos dar rienda suelta a sus múltiples cualidades.
Además, Iron Man 2 es un perfecto vehículo de entrada al Universo Marvel fílmico, ya que incluye múltiples referencias tanto a elementos de la historia del protagonista como de todo el Universo Marvel en general. A los últimos párrafos de esta misma reseña me remito.









Un detalle genial es el uso de una banda sonora interpretada por AC/DC. A estas alturas del rodeo, queda indesolublemente ligadas las canciones de este grupo a Iron Man. Cada vez que escucho uno de sus temas, me viene a la cabeza el Vengador Dorado. ¿Serán sus temas tan míticos para el personaje como fue el tema principal de John Williams para Superman? Probablemente, para el público en general no. Pero si para una parte importante de los fans.
Desarrolllo de personajes, la acción justa y necesaria para deslumbrar sin vaciar de contenido el film, sentido del humor, muchas tramas y subargumentos en danza, guiños por doquier…. Vamos, para mí es la película perfecta de Iron Man.
Para hacer la cosa un tanto más curiosa me vais a personar que suelte unos pequeños SPOILERS desde este párrafo hasta el final de la entrada,  dedicados a comentar las referencias  incluidas en el film. Lo pongo en Spoiler por si queda algún fan que aún no ha visto “Iron Man 2”. Así que sin más dilación aquí comienzo la zona de  SPOILER
Ni que decir tiene que la subtrama sobre el alcoholismo proviene de las crisis alcohólicas por las que ha ido pasando el personaje en los cómics, mientras que la subtrama de la enfermedad que está acabando con su vida es una variante tanto de la versión Ultimate de Tony Stark, cambiando el cáncer por un envenenamiento por Paladio, como de los episodios noventeros en los que la salud de Tony Stark se apagaba tras implantársele un chip para volver a andar tras una breve temporada en la que quedo parapléjico . Por no mencionar que todo el argumento referido a la tecnología de Iron Man, sus imitadores y a que Stark debería ponerla al alcance del gran público, tiene ecos de las Armor Wars.








En lo referido a los personajes que se nos presentan, pues vamos a tener que advertir también de unos posibles Spoilers, aunque en este caso un tanto relativos. Esta más que claro que la presencia de la Viuda Negra en este film (como paso previo a su incorporación a los Vengadores) es un guiño a los cómics. Recordemos que en los comics la Viuda realizó sus primeras apariciones en los Tales of Suspense protagonizados por Iron Man intentando joderle la marrana. Y que James Rhodes se ponga una armadura y se convierta en Máquina de Guerra está extraído de los comics antes mencionados en los que Tony Stark pareció morir, aunque ahorrándonos la parte de la muerte. Por su parte, Justin Hammer, muy sui generis, proviene especialmente de la etapa de Michelline/Layotn/Romita Jr, aunque el personaje apareció posteriormente en multitud de tebeos. Iván Vanko es una fusión de dos supervillanos típicos del hombre de hierro: Latigo Negro y la Dinamo Carmesí. Por supuesto, Nick Fury de Shield hace su aparición en algunas escenas del film, en honor a la añeja relación datada de los años 60 en los cómics entre Tony Stark y dicha organización.
Comentando algunas curiosidades más, aquí vemos a Happy Hogan boxeando, lo que es todo un acierto, ya que en los tebeos siempre se ha destacado su condición de ex boxeador. El agente Coulson no podía dejar de estar presente, ya que es uno de los nexos en común en las películas de la Primera Fase de la Marvel fílmica.
Para acabar con la “zona de Spoilers”, es de rigor mencionar que aparece por la película un prototipo del escudo del Capitán América, diseñado por Howard Stark, el padre de Tony, como se puede comprobar viendo la primera película del vengador más patriótico de todos. Por cierto, que Howard Stark también tiene un papel importante en dicho film. No podemos dejar de mencionar que la escena posterior a los créditos en la que se ve el martillo de Thor en una forma de enlazar Iron Man 2 con la película de Thor.
Y hasta aquí hemos llegado al repaso de referencias. Sed felices y disfrutad de vuestros cómics, vuestros libros, vuestras pelis y en general, de vuestra vida.  No seais unos seres solitarios.




30 abr. 2013

IRON MAN: EL DEMONIO EN UNA BOTELLA


A las buenas. No serán pocos aquellos a los que tras el visionado de Iron Man 3 se le avive el apetitito de leer comics del personaje. Así que para poder, en la medida de mis posibilidades, orientar acerca sobre que material buscar, voy a permitirme el lujo de reseñar “Iron Man: El demonio en una botella”.




Este volumen perteneciente a la línea Marvel Gold fue publicado por Panini en el 2010, conteniendo los números USA 120 a 128 USA de The Invincible Iron Man. Estos episodios fueron editados por Marvel Comics entre Marzo y Noviembre de 1979.
El equipo creativo es de los que marcaron una época. David Michellinie y Bob Layton se ocuparon del guión, mientras que John Romita Jr. y Bob Layton (de nuevo) se encargaron del dibujo, aunque Carmine Infantino ilustró uno de los números USA aquí incluidos. Para que os hagáis una idea la importancia de esto autores en la serie es comparable a la de Walter Simonson en Thor o a la de Frank Miller en Daredevil.
Una cosa que quería decir antes de profundizar más en la reseña es que este mismo mes de Abril del 2013 Panini ha puesto a la venta el volumen “Iron Man: A merced de mis amigos” que incluye los números inmediatamente anteriores a los de este tomo. Es más, ya anuncio que Panini va a ir reeditando en Marvel Gold con una periodicidad bimestral toda la étapa de estos autores, así que miel sobre hojuelas. Eso sí, haceos ya con este tomo de “El demonio en una botella”, que no lo van a reeditar y se intercalará entre en el ya mencionado de “A merced de mis amigos” y entre el que sería el tercer tomo de la colección, “El demonio interior”.
Pasando ya al tajo, en el tomo aquí reseñado tenemos el primer encuentro entre Justin Hammer y Tony Stark. Pero ese no es ni mucho menos el peor enemigo al que el hombre tras la máscara de hierro va a tener que hacer frente: su adicción al alcohol va a ser el peor de sus demonios.
En efecto, estos tebeos supusieron un paso adelante en una doble vertiente. Para empezar, hay que tener en cuenta el contexto en el que se fueron publicados. Si bien ya se había tratado el tema de las drogas en el mundillo con casos tan notorios como el de Harry Osborn o el de Roy Harper, está era la primera vez en la uno de los principales personajes de una editorial se daba de bruces en su propia colección de cómics con un problema tan típico del mundo real como es la adicción a una sustancia. (Tened presente que por mucho que los apreciemos, Osborn y Harper son personajes secundarios). Así que podéis apostar estar seguros que el hacer tan humano y dotar de pies de barro a uno de sus principales protagonistas, Marvel logro un hito en la historia. Imaginaos a finales de la década de los setenta lo chocante que sería para un padre que compra un cómic para su hijo descubrir que el héroe que lo protagoniza tiene un problema con la bebida. Tebeos como estos son los que hicieron evolucionar al medio.
Y por otro lado, los autores aportarían una de las principales características que quedarían asociadas ad eternum para el personaje de Tony Stark. Desde ese momento, el que es un alcohólico es uno de los rasgos más definitorios y trascendentales de Iron Man. No el único, ni muchísimo menos, pero sí que es una de las capas por las que se define más notoriamente. De una forma u otra, el alcoholismo ha estado ligado desde entonces a la leyenda de Iron Man. Por cierto, que el episodio 127 USA, el que da título al tomo, fue galardonado en los USA con múltiples premios. Y no es para menos.




Pero no únicamente por el tema del alcohol estos cómics son magistrales. Por un lado tenemos un dinamismo sin igual y unas trepidantes historias repleta de acción en los que este equipo creativo redefinieron la galería de supervillanos de Iron Man (no os perdáis la monumental batalla contra una horda de enemigos, con la que demostró que el hombre de hierro es uno de los héroes más poderosos de Marvel) y encima le añadieron creaciones nuevas a las que enfrentarse, como por ejemplo el Justin Hammer que he mencionado antes. Nada que ver con el de la segunda película del latas, por cierto. El de los tebeos es una amenaza a tener en cuenta.
Además, aportaron un tono más adulto para la serie, metiendo más en la psique de los personajes. Hasta el momento, y mirad que me parece de mis preferidos, Tony Stark había sido un sosainas. Pues sin llegar a niveles de socarronería y frases hilarantes de otros guionistas como Mark Millar o Bendis, Michellinie y Layton le dieron un poco más de vidilla y estilo. Me atrevería a decir que Iron Man alcanzó la edad adulta con estos tebeos.
No olvidemos también que aquí vamos viendo como se desarrollaron los personajes secundarios de nuevo cuño que crearon los autores al aterrizar en Invincible Iron Man: Bethany Cabe, James Rhodes, Bambi Arbogast, etc. Si bien es justo decir que fueron presentados en el volumen cronológicamente anterior, el de “A merced de mis amigos”, aquí es cuando va adquiriendo más carisma y se hacen verdaderamente interesantes.
En cuanto al dibujo, pocos artistas se complementan tan bien como Romita Jr. y Layton. Esta fue una de las primeras colaboraciones regulares del primero, y desde luego dio el do de pecho. Todavía no había adquirido la tendencia a dibujar formas cuadriculadas de la actualidad, sino que era un dibujante con más tendencia a los ángulos. Os recomiendo que peguéis un vistazo al tomo y flipareis. Pese a que se traten de añejos cómics de hace más de treinta años, vais a asombraros de los modernos y espectaculares que parecen, eso os lo garantizo. Nunca he visto armaduras mejor dibujadas, compaginadas con unas escenas de acción de lo más espectaculares. Encima, Layton pone el toque de gracia, rematando la faena con un toque de elegancia y sofisticación. Esta es la versión definitiva de Iron Man.
En conclusión, estos cuadernos son quintaesenciales tanto en lo referido a Iron Man, como a Marvel y hasta me atrevería a decir que para la historia del cómic en general. Lo que es evidente es que no deben faltar en la estantería de ningún fan Marvel que se precio de verlo. Muy recomendados es decir poco.



29 abr. 2013

GUARDIANES DE LA TIERRA: ESTADO DE SITIO


A las buenas. Si en la entrada anterior hablábamos de los Muertos Vivientes de Robert Kirkman, ahora toca hablar de otra de las producciones del guionista: “Los Guardianes de la Tierra”. Para ser exactos de su primer tomo: “Estado de sitio”.




Este primer tomo ha sido editado por Aleta/Dolmen en Abril del 2013. El contenido del mismo son los primeros 6 números USA de la serie “Guarding the Globe” publicados por Image durante el 2012. Los autores de estos cómics son Robert Kirkman y Benito Cereno al guión y Ransom Getty al dibujo, con una colaboración de Kris Anka en el sexto episodio.
Para situarnos, hay que decir que los Guardianes de la Tierra (o Guardianes Globales) es un equipo de superhéroes que nació en las páginas de Invencible. En su primerísima aparición fueron un homenaje a la los siete “grandes” de la Liga de la Justicia que, por razones que obviare, fue un visto y no visto. No mucho después se refundó el grupo con otros miembros y ya hubo más variedad, convirtiéndose en secundarios habituales de la mencionada serie de Invencible. Protagonistas como Rex, Dupli-Kate, Monster Girl o el Inmortal eran prácticamente fijos de la colección.
Ahora, en el primer tomo de su propia cabecera, los Guardianes van a encontrarse con dos inesperadas ausencias en sus filas. Ello les llevará a reorganizar el equipo y a ampliar considerablemente el número de miembros del grupo. Mientras los Guardianes se disponen a medrar y hacerse más fuertes, un nuevo equipo de supervillanos está surgiendo de entre las sombras para liarla parda.
Reconozco que no las tenía todas conmigo a la hora de hacerme con este tomo, ya que pese a que el nombre de Kirkman estaba presente eso de que fuese  únicamente coescritor me traía mala espina. Tuve una experiencia previa con la serie de Brit que digamos que prefiero olvidar. No obstante, me anime a darle una oportunidad a la serie tras pegarle un vistazo a fondo. Y menos mal que he acabado comprándola, añado.
No seré yo quien diga que este es un tomo de compra obligada, ni muchísimo menos. Pero si que voy a deciros con la boca bien grande que es un muy buen tebeo; estupendo para pasar un rato de grata lectura y que os dejará un buen poso. No alcanza el grado de excelencia de Invencible, pero el tono es muy similar.




Bien es cierto que este tomo peca del defecto de querer presentar a demasiados personajes en un número insuficiente de páginas para dar cancha suficiente a todos y cada uno de ellos, pero también es cierto que es únicamente el primer tomo dedicado a los Guardianes. Conque vamos a dar tiempo al tiempo y a esperar futuras entregas a ver si los personajes poco exprimidos en el presente volumen tienen su oportunidad de ser desarrollados como mandan los cánones.
Lo que sí es cierto, es que ya Kirkman ha creado alguno que me ha gustado especialmente, como por ejemplo es el caso de Yeti y del Chupacabras. Vale que no son personajes tan populares como Rick de Walking Dead, Spawn o Harry Potter (con los que se llego a bromear en una campaña publicitaria anunciándolos en tono de broma como parte del grupo) pero sí que son lo suficientemente atractivos como para querer saber más de ellos.
Antes he mencionado que el tono de la serie es similar y reafirmo mi opinión. Son historias con sabor clásico, pero con un toque especial “a lo Kirkman” que ya garantiza que alguna sorpresa va a caer y que el cómic tiene un encanto que os hará leerlo con altas dosis de disfrute.
En cuanto al dibujo, pues también es cierto que está muy en la línea de Ottely, el dibujante titular de Invencible. Ojo, no me refiero a que sean clónicos, pero cierto deje a dicho artista sí que se gastan Getty y Anka. Si acaso esto dibujantes están un poco por debajo en cuanto a calidad de narración, pero no estoy diciendo que sean malos precisamente.
Dibujan a personajes reconocibles, se curran escenas espectaculares y se puede seguir a la perfección la historia. Son agradables a los ojos y el seguimiento de sus dibujos se hace fluido y ameno. Así que en este apartado puede aseverar que el tomo cumple su cometido.
En definitiva, este no es un tomo de compra obligada. Pero sí que lo recomiendo si lo quieres es pasarlo bien con una historia de superhéroes de las de toda la vida. A mí me ha gustado lo suficiente como para querer leer más de estos personajes y para apuntarme a futuros volúmenes de “Guardianes de la Tierra”.



28 abr. 2013

LOS MUERTOS VIVIENTES: ALGO QUE TEMER


A las buenas. Pues para darle vidilla al asunto, vamos a hablar de una de mis colecciones favoritas de cómics: Los Muertos Vivientes. En concreto, del tomo nº 17, el cual lleva por título “Algo que temer”.



El volumen incluye los números 97 a 102 USA de la serie “The Walking Dead” y ha sido editado en España por Planeta De Agostini en Marzo del 2013. Por supuestísimo, los autores continúan siendo Robert Kirkman al guión y Charlie Adlard al dibujo.
Como el que no quiere la cosa, la serie de zombis que más está arrasando en el mundo entero ya ha superado el centenar de entregar y para ese acontecimiento va a parecer un nuevo personaje llamado Negan va a irrumpir en escena, acompañado de su fiel “Lucille”. Eso va a revolucionar el status quo de la serie y es más que posible que no todos sobrevivan a la experiencia. Ni siquiera los personajes más veteranos de la serie se encuentran a salvo…
100 números USA son muchos para una serie, más que suficientes para provocar cansancio tanto por parte de los autores como por parte de los lectores. Afortunadamente, “Los Muertos Vivientes” sigue teniendo un nivel altísimo de calidad que ya quisieran muchos cómics. Eso sí, es indiscutible que la serie no sorprende tanto como en anteriores entregas y se nota cierta repetición de formulas. No obstante, se trata de un cómic de calidad y eso es algo a tener en cuenta.
Robert Kirkman es a día de hoy uno de los escritores con más garra y profesionalidad del mercado. Raro es que un cómic suyo, como mínimo, no sea una lectura más que entretenida. Pues bien, eso sucede con sus “Muertos Vivientes”. Enfrascarse en un nuevo número es toda una experiencia que va desde lo correcto hasta casi al obra maestra. Lo que está claro es que jamás defrauda y por eso es un valor seguro.
El presente tomo vuelve a seguir desarrollando a los personajes de forma más que satisfactoria. A nadie se le escapará la maestría que tiene el guionista a la hora de saber construir la personalidad de sus protagonistas y las capas de caracterización que eso conlleva. Es todo un placer leer como van evolucionando sus criaturas y podéis creedme cuando os digo que los hechos acontecidos en los cómics aquí contenidos son un paso adelante en la mencionada evolución.




Por supuestísimo, la intriga y el ansia por saber que va a suceder a continuación están latentes en cada una de las páginas. Y más que estar latentes, llega a ser una sensación bien presente en cuanto la lectura avanza y se vive cierta escena del Nº 100 USA. He leído comentarios que inciden en que dicho momento recuerdan a la saga del Gobernador. Si realmente es así, lo dejo a juicio de cada uno, pero en todo caso, yo me he quedado igualmente pegado al sillón, pasando las páginas con avidez para averiguar como iba a seguir la trama. Acojonante, en serio. Una demostración más de que la verdadera amenaza de “los Muertos Vivientes” no son los caminantes, sino el propio ser humano.
La historia queda cortada y preparada para seguir en un tomo siguiente que ya promete grandes sorpresas y giros de guión. Los cliffhangers son uno de los recursos más empleados con acierto por Kirkman para que su público espere con ganas las siguientes entregas y aquí vuelve a lograr que servidor ya se muerda hasta los muñones queriendo leer el siguiente tomo.
Como única queja, si es cierto que se empieza a notar un desgaste en el guión de “Los Muertos Vivientes”. Sigue siendo mínima la pérdida de calidad, pero quizás el escritor debería irse planteando a medio plazo el darle un final definitivo a la serie, antes de que el cómic acabe perdiendo la excelencia que le caracteriza.
En cuanto al dibujo, Adlard sigue cumpliendo su labor con profesionalidad. Sigue siendo un excelente narrador y a día de hoy se me antoja imposible el imaginarme la serie sin él. No es un dibujante que quisiera encontrarme, por ejemplo, en una colección de superhéroes al uso, pero en una de ambiente asfixiante y de terror como esta encaja de maravilla.
En definitiva, los Muertos Viviente sigue siendo a día de hoy una lectura casi obligada. Contiene grandes momentos y es una serie muy adictiva. Aunque quizás Kirkman debería irse pensando el acabar con un final redondo a su obra antes de que empiece a desgastarse en exceso. De momento continua siendo una grandísima lectura, eso sí.



27 abr. 2013

IRON MAN 3


A las buenas. Venga, confesad, truhanes. ¿A qué muchos ya imaginabais que hoy en el blog comentaríamos el estreno de una de las películas más esperadas del año? Lo sospeche desde un principio. Si, vamos a hablar de Iron Man 3, recién estrenada el 26 de Abril de 2013. Incluso se ha estrenado en España una semana antes que en los USA.





En eta ocasión Jon Favreau ha cedido los bártulos de la dirección a Shane Black. El reparto se encuentra encabezado por Robert Downey Jr.., acompañado de gente como Ben Kingsley, Gwyneth Paltrow, Don Cheadle, Guy Pearce, Rebecca Hall, James Badge Dale, Stephanie Szostak y Wang Xueqi. Un dato de interés es que pese a que Favreau ya no dirige, sigue encargándose de interpretar a Happy Hogan. ¡Ah! Y no nos olvidemos del tradicional cameo de Stan Lee.
El argumento nos presenta a un Tony Stark que tiene que hacer frente a varios errores de su pasado, mientras que corre el riesgo de perderlo todo. La principal amenaza parece ser un terrorista llamado “El Mandarín”, pero nada es tan sencillo como parece. El hombre llamado Iron Man se prepara a hacer frente a la que será la batalla de su vida.
Esta es la primera peli que Marvel Studios que realiza tras el film de los Vengadores y tras completar la “Fase Uno” de su universo cinematográfico. Y si dicha primera fase fue iniciado con la primera parte de Iron Man, justo es que la segunda fase de el pistoletazo de salida con el cierre de la primera trilogía del vengador dorado.
Lo primero a señalar es que no se nota nada el cambio de Favreau por Black, Vamos, sino llega a ser porque aparece en los títulos de los créditos, servidor que está medio lirón ni se habría percatado porque los estilos de ambos directores son muy similares, impregnando del mismo tono la película. Y creedme, eso es buenísima señal.
Iron Man 3 sigue destilando buen hacer por doquier. Se nota el mismo sentido del humor que está presente de principio a fin del film. (Literalmente hablando, no os perdáis la tradicional escena de detrás de los créditos.) Los diálogos ingeniosos no están para nada descuidados; al contrario el ingenio de Tony Stark es otro de los platos fuertes que deja huella en la película. Quizás en esta película haya más acción que en las dos anteriores, pero no seré yo quien se queje de ello.
Una gran virtud es la de saber dotar de vida propia y de una caracterización exquisita a los personajes. Tony Stark es uno de los protagonistas más logrados de todas las cintas de los Marvel Studios, sino el que  más. Y es que a día de hoy no se me ocurre un mejor Stark  en el cine que el interpretado por Downey Jr, quien ha encontrado al personaje de su vida. Y es que la arrollante personalidad del actor ha hecho suya la de la criatura de ficción: carismático, ingenioso y el tipo con una respuesta para todo.
Pepper sale también reforzada en el film, otorgando más protagonismo a su papel. Los fans de la Paltrow podemos darnos con un canto en los dientes, ya que no se conforma con ser un mero florero decorativo, sino que en esta da juego a saco. Otro tanto ocurre con Don Cheadle, que hace un exquisito papel de compañero de batallas de Downey Jr. Quizás me hubiese gustado verlo más en su papel de Iron Patriot, pero como con lo que sale como James Rhodes cumple, no seré el que yo se queje.




Y lo que han hecho con el Mandarín es uno de los golpes de ingenio más brillantes que he visto en muchísimo tiempo. Realmente me han cogido totalmente por sorpresa con una ocurrencia genial que a la vez es tanto un refuerzo de la parte cómica del film como todo un ejercicio de dejar con la boca abierta al espectador. El caso es que en otra película me parecía una tontería esta caracterización del personaje, pero realizada con la habilidad mostrada en Iron Man 3, es que hasta aplaudo con las orejas. Ben Kingsley es mi ídolo desde ya.
El otro gran villano de la película a mi me ha recordado a una nueva versión del Justin Hammer de la segunda entrega, aunque sin alcanzar la ridiculez de dicho personaje. Este adversario es bastante más temible y llega a demostrar ser un verdadero peligro.
El tema “guiños” a los fans de los cómics está más que cubierto, con referencias a cómics del vengador dorado a mansalva. Los comiqueros casi que mejor se salten este párrafo por si el indicar los tebeos de donde proceden esas referencian les fastidian algún Spoiler. A guiños me refería a cosas como la principal inspiración de la saga Extremis de Warren Ellis (atentos a como se llama el presidente de los USA), el primer annual de los Nuevos Vengadores de Bendis, las Amor Wars II de John Byrne y Romita Jr. (ese Tony y su comparsa Rhodey), la saga de IMA que fue publicada en Iron Man en los USA justo después del 200 USA, los cruces de Civil War de la serie de Iron Man… Y seguro que me dejo alguna referencia fijo. Atentos a la aparición de otro integrante de los Vengadores en la escena posterior a los créditos, donde reaparece un personaje que en dicho film hizo muy buenas migas con Tony Stark.
Recapitulando, nos encontramos con un buen film que aúna acción, humor y buenas interpretaciones. Realmente tiene muchos ingredientes para conseguir que tanto el Marvelita de pro se lo pase de puta madre a la sala como aquel que sólo conoce el Universo Marvel por su versión del cine. Tiene ese toque mágico capaz de hacer que guste a una gran parte de público. A no ser que no te gusten las películas Marvel nada de nada; en ese caso ya puedes preparar tus zapatillas de deporte y salir corriendo de la sala si vas lleno de prejuicios.
Debo confesar que Iron Man 2 se llevo palos por cierta parte de la crítica a la que no  le gusto demasiado la secuela. Sin embargo, a mi no se me caen los anillos por afirmar que me pareció una película redonda que mejoraba la original. A título personal, situaría esa tercera entrega un escalón por debajo de la segunda entrega, pero uno por encima de la primera. La cosa quedaría así en mi ranking personal: “Iron Man 2 -  Iron Man 3- Iron Man”.
Ojo, insisto en que esa calificación es totalmente subjetiva y no se tiene que corresponder para nada a los gustos del gran público. Algo que me ha quedado patente en la sala es que los espectadores se lo han pasado en grande, aplaudiendo a rabiar y riéndose lo suyo con los muchos momentos de humor presentes.
En definitiva, este es un muy buen film que no va a defraudar a nadie. Cumple con lo que promete y ya podéis apostar vuestra armadura de los domingos  a que os lo vais a pasar pipa en el cine. Muy recomendable.




26 abr. 2013

LAS COSAS QUE NO NOS DIJIMOS


A las buenas. Hoy quisiera recomendaros un libro que seguro que hace vuestras delicias: “Las cosas que no nos dijimos”, escrito por Marc Levy.





Eta novela fue publicada en 2008 en Francia, bajo el título original de “Toutes ces choses qu´on ne s´est past dites”. En España llego el libro un año más tarde, en 2009, y desde entonces, debido a su éxito, ha tenido numerosas reediciones.
El argumento del libro es sin duda alguna muy absorbente y emotivo. Julia y su padre, Anthony, no han tenido nunca lo que llamaríamos un trato cordial. Al contrario, tienen una relación de lo más complicada. Cuando ella va a contraer matrimonio con Adam, su prometido, reciben la noticia del fallecimiento de Anthony. Ello llevará a Julia a hacer un viaje de redescubrimiento, acompañada de la persona más inesperada… su padre. ¿Qué quiere eso decir? Pues a leer la novela, chiquilicuatres, y os enterareis.
Es evidente que la tesis de “las cosas que no nos dijimos” es la segunda oportunidad. Segundas oportunidades de poder recuperar el tiempo perdido y de poder expresar esos sentimientos y emociones a alguien amado. Y no me estoy refiriendo únicamente a la relación paterno-filial que mueve los hilos de esta historia, sino a otra oportunidad de reencontrarse con el pasado y poder recuperar el tiempo perdido que surge una vez traspasamos la frontera del primer tercio de la novela… ¿Intrigados? Pues mejor, que era exactamente lo que pretendía.
Es una novela bastante ligerita, que se lee con agrado y que si superas los primeros capítulos no querrás dejar de leer. Engancha cosa mala. Gusta siempre que haya títulos en el mercado que logren hacer que los devores y te emociones con ellos, como es el caso que nos ocupa. Tiene la bondad de ser un libro ameno y fácil de leer pero no por ello quedarse exento de contener emociones y reflexiones tanto a primer como a segundo plano.
Lo cierto es que la protagonista de la historia, Julia, es un personaje que me ha caído bastante antipático. Quisiera recalcar que es una manía mía, puesto que eso es algo muy subjetivo. Los motivos son que a mi juicio es una mujer un tanto chillona, cascarrabias y un poco quejosa. Ojo, que los motivos para que ella sea así se razonan en la obra. Pero eso no quiere decir que sea un mal libro ni muchísimo menos, ya he mencionado varias veces que ha sido muy de mi gusto. Justo quisiera recalcar que si he gozado de un libro con el que no he congeniado con su protagonista, hay que valorar las grandísimas habilidades de hacerme disfrutar. Voy a poneros un símil real: A mí no me gusta el personaje de Namor en los comics. Sin embargo, he sido muy capaz de disfrutar de tebeos como los números de Sal Buscema o los de John Byrne porque son cómics maravillosos. Pues aquí ídem. No me cae bien la protagonista pero eso no impide para nada que disfrute del libro.





Y es que la escritura y prosa de Levy es digna de ser un best-seller. Su estilo es conciso, emotivo y hasta sorprendente. Cualquier lego puede zambullirse en la obra, que se va a recompensar a sí mismo con una lectura que entra muy bien y que va lograr aflorarle más de una emoción.
No puedo dejar de mencionar que el toque de humor del libro lo aporta Stanley, el mejor amigo de Julia, y que todas sus apariciones van acompañadas de una sonrisa por parte del lector. No es que se aun cliché, ni mucho menos, pero el sentido del humor de este hombre es otro de los alicientes de “las cosas que no nos dijimos”. Por cierto, Julia y Anthony también suelen gastarse una ironía, en especial entre ellos, que tampoco es manca.
Es de rigor comentar también ese final inesperado y que da un vuelco completo al libro. Aquí Levy ha dado el todo por el todo y hace que quieras leer una segunda vez la novela, fijándote en detalles que se ven con otros ojos una vez eres conocedor de esa gran revelación. Chapeau por el escritor.
En definitiva, “las cosas que no nos dijimos” es un libro que merece ser leído. A más de uno va a hacernos reflexionar sobre la futilidad del tiempo y sobre las ocasiones que pudieron aprovecharse. Encima, se encuentra a precio reducido, con que ya no tenéis excusa para no deleitaros con su lectura, verdaderos creyentes.
 PD. Quiero agradecer a “ella ya sabe quien” que me regalará un ejemplar de la novela, puesto que me ha proporcionado momentos de reflexión, entrenamiento y emotividad a partes iguales. Muchas gracias.


24 abr. 2013

LOS VENGADORES: EMPERADOR MUERTE


A las buenas. Durante el tiempo en que este blog estuvo “de vacaciones” fueron publicándose o reeditándose cómics a los que merece mucho la pena pegarles un vistazo. Hoy vamos a hablar de una obra que no pude faltar en vuestra colección: Emperador Muerte, guionizada por David Michellinie y dibujada por Bob Hall.




 
Esta Novela Gráfica ha sido reeditada en España por Panini en Febrero del 2013, conteniendo la Marvel Graphic Novel Nº 27, publicada por Marvel durante 1987. Hay que tener presente que en la década de los ochenta, Forum ya edito la Novela Gráfica dentro de un especial de la serie “Marvel Héroes”. Aunque es muy cierto que la actual reedición de Panini es muchísimo mejor que la de Forum, tanto en formato, como en color y en tipo de papel empleado. Vamos, que incluso si poséis la edición Forum (como es mi caso) es más que recomendable hacerse igualmente  con la de Panini.
¿Qué nos cuenta está Novela Gráfica? Pues nada más y nada menos que una historia que mucho lectores creíamos que jamás veríamos: La conquista del mundo por parte del Doctor Muerte. Y advierto que no se trata de una realidad alternativa, ni de un sueño, ni de una historia imaginaria. Es la conquista del Universo Marvel por parte de uno de los peores villanos jamás creados. El lector que haya leído esta sinopsis y no arda en deseos de leer la obra, no tiene sangre en las venas.
Así las cosas, una vez que el Doctor Muerte se haya hecho con el poder mundial, la Tierra vivirá uno de los periodos más relevantes de su existencia… pero, ¿Será para bien o para mal? ¿Alguien tiene la legitimidad moral de derrocar al nuevo Emperador del Mundo? Estás preguntas y muchas más serán tratadas en esta historia. Aunque no necesariamente sus respuestas.
Antes de nada permitidme que le ponga una única pega a “Emperador Muerte”. Para tratarse de un cómic en que el Doctor Muerte logra uno de sus sueños más ansiados, me parece un fallo el que no aparezca ni Reed Richards ni ninguno de los 4 Fantásticos en todo el tebeo. No me negareis que hubiese un gran aliciente ver la reacción de Reed, la archinémesis de Muerte, ante esta situación y algo menos que obligado. Pues ni aparece, ni se le menciona siquiera con la excepción de un flashblack contando el pasado de Muerte. Eso sí, tened en cuenta que es el único “pero” que se le puede encontrar a esta pequeña joya.
Y la llamo joya muy merecidamente. Desde el principio el guión te engancha de mala manera. Si coges este cómic hasta que no te lo leas entero no te lo vas a soltar de lo que atrapa. Tiene muchos puntos positivos, tanto por ser una gran lectura que induce al pensamiento y a la reflexión como por ser una gran epopeya superheroica. Esto sí que es todo un dos por uno.
Como ya he adelantado antes, se plantean grandes cuestiones morales a lo largo de “Emperador Muerte”. Muchas de ellas relacionadas con los derechos y las libertades. ¿Es preferible  vivir una Edad Dorada aún a costa de la libertad de acción y de pensamiento? ¿Aquellos que intenten detenerlo pasarán a la historia como los que le han hecho a la humanidad el mayor favor de todos los tiempos o los que le han causado el peor de los castigos? ¿Merece la pena el control total si nadie se opone a tus actos? No seré yo quien responda a estas cuestiones. E insisto en que muchas de ellas tampoco las responde el cómic que estoy reseñando. Pero si que las plantea y de forma muy inteligente deja que sea el lector el que decida por él mismo la respuesta. Ya digo, esta es una Novela Gráfica que pide que el leyente se involucre en ella. Muy en la línea del Escuadrón Supremo de Mark Gruenwald.





Cuestiones filosóficas y sociológicas aparte, el guionista es un viejo zorro en el arte de escribir cómics y eso se nota. Michellinie cumple de fábula al escribir unos Vengadores que dan gloria leerlos. Son los personajes de toda la vida, comportándose y hablando como tales, nada de versiones descafeinadas. Lo mejor de todo es que el escritor es plenamente consciente de los actos que realizaría cada uno de los protagonistas y sabe muy bien que tecla tocar a la hora de darles vida. A destacar ese Iron Man dubitativo (la debilidad de Tony Stark a la hora de mantener el control o de permitir que otros lo controlen fue una constante del personaje en manos de guionistas como el propio Michellinie o de Kurt Busiek años más tarde), el orgullo y la planificación del propio Doctor Muerte o las decisiones tomadas por Ojo de Halcón son algunos muy buenos ejemplos de lo que digo. La pena es que Reed Richards o los 4 Fantásticos no aparezcan también en la función, pero no se puede tener todo en esta vida…
En cuanto al factor superheroico, pues va también muy bien servido. Tiene intrigas por doquier, las dosis adecuadas de acción y el lector no se va a aburrir en absoluto. Muy al contrario, entre reflexiones varias y acción trepidante, se lo va a pasar mejor que un niño en un parque de atracciones.
Yendo a valorar la parte del dibujo, pues Bob Hall no lo hace nada mal tampoco. Es un dibujante de corte clásico que a mi se me antoja una mezcla entre Sal Buscema y Klaus Janson. Aunque advierto que se trata de una simple opinión personal. En todo caso, es un autor que narra muy bien, sus versiones de los personajes son clásicas y a la vez atemporales y se permite hasta lucirse en alguna escena de acción. No se puede pedir más.
Como conclusión, dejadme que os digo que es una Novela Gráfica que os recomiendo de todo corazón y que no va a defraudar a nadie. Yo me la releo de vez en cuando y no ha perdido ni un ápice a lo largo de los años. Es más, ha ganado virtudes con cada nueva relectura. “Emperador Muerte” es una obra que hay que tener y disfrutar si o si.