28 abr. 2013

LOS MUERTOS VIVIENTES: ALGO QUE TEMER


A las buenas. Pues para darle vidilla al asunto, vamos a hablar de una de mis colecciones favoritas de cómics: Los Muertos Vivientes. En concreto, del tomo nº 17, el cual lleva por título “Algo que temer”.



El volumen incluye los números 97 a 102 USA de la serie “The Walking Dead” y ha sido editado en España por Planeta De Agostini en Marzo del 2013. Por supuestísimo, los autores continúan siendo Robert Kirkman al guión y Charlie Adlard al dibujo.
Como el que no quiere la cosa, la serie de zombis que más está arrasando en el mundo entero ya ha superado el centenar de entregar y para ese acontecimiento va a parecer un nuevo personaje llamado Negan va a irrumpir en escena, acompañado de su fiel “Lucille”. Eso va a revolucionar el status quo de la serie y es más que posible que no todos sobrevivan a la experiencia. Ni siquiera los personajes más veteranos de la serie se encuentran a salvo…
100 números USA son muchos para una serie, más que suficientes para provocar cansancio tanto por parte de los autores como por parte de los lectores. Afortunadamente, “Los Muertos Vivientes” sigue teniendo un nivel altísimo de calidad que ya quisieran muchos cómics. Eso sí, es indiscutible que la serie no sorprende tanto como en anteriores entregas y se nota cierta repetición de formulas. No obstante, se trata de un cómic de calidad y eso es algo a tener en cuenta.
Robert Kirkman es a día de hoy uno de los escritores con más garra y profesionalidad del mercado. Raro es que un cómic suyo, como mínimo, no sea una lectura más que entretenida. Pues bien, eso sucede con sus “Muertos Vivientes”. Enfrascarse en un nuevo número es toda una experiencia que va desde lo correcto hasta casi al obra maestra. Lo que está claro es que jamás defrauda y por eso es un valor seguro.
El presente tomo vuelve a seguir desarrollando a los personajes de forma más que satisfactoria. A nadie se le escapará la maestría que tiene el guionista a la hora de saber construir la personalidad de sus protagonistas y las capas de caracterización que eso conlleva. Es todo un placer leer como van evolucionando sus criaturas y podéis creedme cuando os digo que los hechos acontecidos en los cómics aquí contenidos son un paso adelante en la mencionada evolución.




Por supuestísimo, la intriga y el ansia por saber que va a suceder a continuación están latentes en cada una de las páginas. Y más que estar latentes, llega a ser una sensación bien presente en cuanto la lectura avanza y se vive cierta escena del Nº 100 USA. He leído comentarios que inciden en que dicho momento recuerdan a la saga del Gobernador. Si realmente es así, lo dejo a juicio de cada uno, pero en todo caso, yo me he quedado igualmente pegado al sillón, pasando las páginas con avidez para averiguar como iba a seguir la trama. Acojonante, en serio. Una demostración más de que la verdadera amenaza de “los Muertos Vivientes” no son los caminantes, sino el propio ser humano.
La historia queda cortada y preparada para seguir en un tomo siguiente que ya promete grandes sorpresas y giros de guión. Los cliffhangers son uno de los recursos más empleados con acierto por Kirkman para que su público espere con ganas las siguientes entregas y aquí vuelve a lograr que servidor ya se muerda hasta los muñones queriendo leer el siguiente tomo.
Como única queja, si es cierto que se empieza a notar un desgaste en el guión de “Los Muertos Vivientes”. Sigue siendo mínima la pérdida de calidad, pero quizás el escritor debería irse planteando a medio plazo el darle un final definitivo a la serie, antes de que el cómic acabe perdiendo la excelencia que le caracteriza.
En cuanto al dibujo, Adlard sigue cumpliendo su labor con profesionalidad. Sigue siendo un excelente narrador y a día de hoy se me antoja imposible el imaginarme la serie sin él. No es un dibujante que quisiera encontrarme, por ejemplo, en una colección de superhéroes al uso, pero en una de ambiente asfixiante y de terror como esta encaja de maravilla.
En definitiva, los Muertos Viviente sigue siendo a día de hoy una lectura casi obligada. Contiene grandes momentos y es una serie muy adictiva. Aunque quizás Kirkman debería irse pensando el acabar con un final redondo a su obra antes de que empiece a desgastarse en exceso. De momento continua siendo una grandísima lectura, eso sí.



2 comentarios:

  1. Cambiando un poco de tema, has oido el rumor de que la 4a temporada sera la ultima de la serie de tv?

    ResponderEliminar
  2. Pues no tenia ni idea... En los cómics ya han avanzado mucho más de lo que sería el equivalente a una cuarta temporada de la serie de tv, así que en caso de que llegue esta a su fin, espero que le den un final digno.

    ResponderEliminar