13/4/2013

DEFENSORES Nº 10: EL BAÚL DE LOS RECUERDOS


A las buenas. Hoy quisiera recomendaros la lectura de un cómic que me ha sorprendido mucho: El Nº 10 de la actual edición de Panini de la colección de Los Defensores, recién salido del horno en Abril del 2013.





Vaya por delante aclarar que no he seguido el actual volumen de Panini de dicha serie, debido a que no me estaba gustando demasiado la labor de Fraction como guionista en los Defensores, con lo que prescindí de ella. Pero gracias a un amigo que me ha pasado el tebeo he tenido la oportunidad de descubrir la joyita que contenía en su interior este mes.
¿Y qué material lleva ese cómic? Pues contiene dos cómics, ni más ni menos. Ambos números únicos. El primero es el “Defenders: From the Marvel Vault One –Shot” (publicado por Marvel en Septiembre del 2011) y el segundo es el “Doctor Strange: From the Marvel Vault One –Shot (editado por Marvel en Abril del 2011).
Mientras que la historia dedicada a los Defensores cuenta con guión de Kurt Busiek (sobre un argumento de Fabian Nicieza) y se encuentra dibujada por Mark Bagley, la del Doctor Extraño corre a cargo de Roger Stern como guionista y con Neil Vokes como dibujante. Vamos, ya habréis visto que se trata de unos equipos creativos de pata negra.
Durante el año 2011 Marvel tuvo a bien llevar a cabo la iniciativa “From the Marvel Vault”, la cual consistía en rescatar aquellos cómics que se habían encargado y realizado en años anteriores, pero que por un motivo u otro no habían llegado a ver la luz.
Así las cosas, el de los Defensores pertenece a un fill-in o número de relleno jamás publicado perteneciente a la desgraciadamente corta etapa de Busiek como guionista y Erik Larsen como dibujante, allá por finales de la década de 1990. El tebeo nos cuenta como un grupo de amigos de repente se transforman en los Defensores. No quiero decir que se unan a este grupo, sino que literalmente se convierten en Hulk, Namor, el Doctor Extraño y Estela Plateada. Por supuesto, la historia trae sorpresa, pero merece la pena que la leáis vosotros, true belivers.





El número del Doctor Extraño es algo muy especial ya que supone el reencuentro de Roger Stern con uno de sus personajes fetiche. Este tebeo iba a pertenecer en 1998 a la cancelada serie “Marvel Universe” en la que Stern narraba historias ambientadas en el pasado del Ídem, pero la colección fue cancelada antes de que este cómic viera la luz. El ejemplar nos descubre como el Doctor Extraño adquirió su mítica mansión del Greenwich Village, detalle importante que había permanecido oculto hasta la fecha.
Como ya habréis visto los guionistas son viejos conocidos de los personajes, con lo que leer estos cómics es como reencontrarse con unos viejos amigos. Máxime, si como es mi caso, has leído y disfrutado de los Defensores de Busiek y/o del Doctor Extraño de Roger Stern. Vamos, me he emocionado y todo leyendo estos episodios.
Ambos tebeos se encuentran magníficamente escritos y es muy agradable poder comprobar como los viejos rockeros nunca mueren. Los personajes se encuentran perfectamente caracterizados, hasta mejor que en tebeos escritos en la actualidad. Ojo, que este cómic no tira únicamente del viaje nostálgico. Es tan sencillo como que son historias muy bien escritas y eso no pasa nunca de moda.
Si ya os digo que el guión es todo un lujo, el dibujo no se queda atrás. Mark Bagley es un valor seguro y más aún si se reencuentra con Busiek (reuniendo así al equipo creativo original de los Thunderbolts). Es un dibujante espectacular, buen narrador y encima con personajes clásicos de Marvel. Un disfrute poder ver sus planchas y deleitarse con su arte viñeta a viñeta, damas y caballeros.
Neil Vokes probablemente os resulte un nombre menos conocido. Para que lo situéis, es cuasi obligatorio recordar que este dibujante ya se había ocupado con anterioridad del Doctor Extraño, en concreto en un especial de Untold Tales of Spider-Man en el que el buen doctor hacía equipo con el trepamuros. Si ya habéis refrescado la memoria, recordareis que se trata de un artista muy influenciado por Steve Ditko, con todo lo que eso conlleva. Es decir, una atmosfera lúgubre y misteriosa, cierto sentimiento claustrofóbico en las páginas y un trazo de línea dimétrica y estirada. Vamos, justo lo que le sienta como un guante a este personaje; así que chapeau por la elección del dibujante.




En definitiva, este tebeo, sigáis o no la serie de los Defensores, es compra y lectura obligatoria para fans nostálgicos del grupo y para marvelistas de pro que se precien de serlo. Es un muy buen material y ya quisiera yo que se hiciesen más cómics similares a los aquí reseñados.
PD. Más arriba en este mismo post he puesto un collage realizado con las portadas de todos los "From the Marvel Vault" editados en el 2011. Como sean cómics tan buenos como los aquí contenidos, espero que los acaben editando todos en España.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada