20 abr. 2013

DOCTOR EXTRAÑO & DOCTOR MUERTE: TRIUNFO Y TORMENTO


A las buenas. Hoy voy a reseñar una Novela Gráfica a la que me apetecía hincarle el diente desde hacía nada más y nada menos que unos 20 años, que se dice pronto. Protagonizada por el Doctor Extraño y el Doctor Muerte, nos ha llegado, “Triunfo y Tormento”, con Roger Stern al guión y Mike Mignola al dibujo.





El título original de la obra es “Triumph and Torment” y fue editada por Marvel durante 1989. En su momento, Forum la publicó a principios de la década de 1990. Siempre me llamó la atención, pero lamentablemente me pilló muy pequeño y se me escapó. Ahora que ha sido reeditada por Panini en Abril del 2013, no he dudado en hacerme con la Novela Gráfica.
El argumento ya es de los que llaman la atención. Por circunstancias extremas, se alían el Doctor Extraño y el Doctor Muerte para emprender una cruzada que les llevará a adentrarse en el reino infernal de Mefisto. Casi nada, los dos Doctores más famosos de Marvel juntos contra el señor del averno.
Ya desde pequeño me llamaba la atención esta historia en la que se prometía un descenso a los infiernos de uno de los villanos más carismáticos de Marvel y una vez leída por fin he de decir que me ha merecido muchísimo la pena y que recomiendo efusivamente su lectura.
Para empezar, el guionista es Roger Stern, lo cual es sinónimo de un trabajo con un nivel de calidad altísimo. Recordemos que este guionista ya había tratado con anterioridad al Doctor Extraño en una de las mejores étapas de todos los tiempos de este personaje, en la que ya demostró que se manejaba excelentemente en territorios místicos. La obra que nos ocupa no es una excepción, ya que es de algo puede presumir la Novela Gráfica.
Por no mencionar que se nota que Stern es uno de los guionistas bien llamados enciclopédicos, ya que establece con hábil maestría una serie de paralelismo y diferencias vitales entre Muerte y Extraño, a la par que ilustra al lector novato y se ocupa de refrescar la memoria al veterano. Estoy seguro que a los conocedores de la prosa de Stern no les extrañará que señale lo bien que este escriba maneja la continuidad.





Y me quito el sombrero ante la habilidad de sorprender hasta el más pintado con los giros que toma el guión. La resolución final es de nota y a mí al menos me ha cogido totalmente de sorpresa. Lo mejor de todo es que, a la vez que sorprende, sabe transmitir que conoce y comprende a los personajes con los que trabaja. Me repito, para que quede claro: Sorprende y a la vez es fiel a los protagonistas. ¿Qué quiere eso decir? Pues que es un guionista cojonudo.
En cuanto al dibujo, pues tenemos por estos lares a Mike Mignola, un dibujante especializado en cómics de temática infernal, como demostró su Hellboy. Pero dejadme que os cuente un secreto: este cómic es anterior a dicha obra y muchos de los cimientos que posteriormente se solidificaron en Hellboy ya fueron puestos en estas planchas.
Vamos, que lo del ambiente gótico y en cierto modo infernal, ya lo ensayó Mignola en “Triunfo y Tormento”. Puede que gráficamente hablando no sea un dibujante ducho en anatomía y en los cánones clásicos, pero ni falta que le hace.
Con lo impresionante y atrapante de su arte, con un grafismo que tiende hacia unas páginas con toques sombríos, funciona como un mecanismo de relojería en una historia infernal como la aquí presente. Las páginas de ambos doctores en el infierno son para nota. Sin duda, Mignola aquí ya apuntaba grandes maneras.
Debo de decir que después de leer con dos décadas este cómic lo he disfrutado como un chiquillo y me ha encantado. Si sois marvelitas de pro o fans de Mignola no puede faltar en vuestra colección. Puede que os llevéis una gratísima sorpresa.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada