13 abr. 2013

1985: EL AÑO DE NUESTRA VIDA


A las buenas. Hoy quisiera recomendaros una historia que ha sido recientemente reeditada en formato Marvel Deluxe. Como los lectores más avispados habrán advertido ya por el título de la entrada, se trata de 1985. No confundir con la mítica novela con la que se lleva un añito en el nombre.





Los autores de esta obra son Mark Millar como guionista y Tommy Lee Edwards como dibujante. Hay que aclarar que en los USA fue editada por Marvel entre Julio y Diciembre del 2008 como una miniserie de 6 números. Fue editada por Panini hace unos años en un formato más grande del habitual (el antiguo que tenían las series del Universo Ultimate, para entendernos) como una miniserie de 3 cuadernos, conteniendo cada uno de ellos dos números USA. Hace unos meses, ha sido reeditada en formato Marvel Deluxe, con tapa dura y extras; eso sí, a tamaño original.
“1985” fue un proyecto que se demoró unos años, ya que estaba previsto que se trata de un cómic al estilo “fotonovela”, formado por fotografías en lugar de por las tradicionales viñetas dibujadas. Ese empeño por haberle querido dar un aire más realista se debe a la naturaleza de la historia que nos cuenta. Nada más y nada menos juguetea con la idea de que los personajes del Universo Marvel tradicional apareciesen en un mundo muy similar al nuestro. Y todo esto durante un periodo muy concreto, el año 1985. No cuento más para no chafar a nadie ninguna de las muchas sorpresas contenidas.
¿Por qué el año 1985 y no otro? Bien, ese año para los lectores americanos de cómics Marvel, entre ellos Mark Millar, fue muy especial. Entre otras cosas porque fue el año en que se publicaron en los USA las Secret Wars, que fueron algo así como la culminación de un sueño para los fans. Como mucho sabréis, las Secret Wars son una maxiserie de 12 números realizada por Jim Shooter y Mike Zeck en la que aparece la plana mayor de héroes Marvel, formando una coalición para enfrentarse a algunos de sus villanos más importantes. Ver a tantos personajes juntos compartiendo viñetas fue algo así como un momento de éxtasis para muchos fans. Tened muy presente este contexto a la hora de ponerse a leer “1985”.
Esta miniserie es un proyecto un tanto personal de Mark Millar, ya que el experimentó de jovencito la fascinación por las Secret Wars a la que he hecho referencia. De hecho, se podría decir que esta obra es su muy particular homenaje a la tan cacareada maxiserie. Naturalmente, no sólo de eso vive este tebeo. También es un canto a las nostalgia al pequeño fan que todos llevamos dentro, amén de retrotraernos a una época en la que coleccionar tebeos era una fascinación infantil/juvenil. Es una oda a tiempos más “inocentes”, vaya.
Además de la maravillas del pasado, también es un excelente cómic con varios misterios que provocan el interés del lector y que despiertan su imaginación ante lo que está sucediendo en las páginas de este tebeo. Esto se refuerza por el modo particularmente cruel y realista con el que los villanos son aquí presentados. Como si de “El Último Gran Héroe” de Schwarzenegger se tratase, al llegar al mundo real los supervillanos son más sanguinarios y sus actos tienen consecuencias reales. Especialmente escalofriante me parece lo que hace MODOK en el pantano, pero eso mejor lo leáis vosotros mismos.





Otra virtud que tiene “1985” es que es muy fácil poderse identificar con el niño protagonista. Todos los lectores en un momento u otro hemos sido como Toby Goodman. Por cierto, bonito guiño de Millar el ponerle a su personaje el apellido de Martin Goodman, primer propietario de Marvel, pero estoy divagando… Además, otros personajes secundarios como el padre de Toby o el librero de cómics aquí presentado, tienen también sus momentos. Por cierto, vaya tipo el librero; un pariente lejano de “El Cobra” de los Chicos que Coleccionaban Tebeos de Julián Clemente y Helio Mira, pero estoy volviendo a divagar…
También quisiera decir que Millar, con una excepción respeta muy bien la continuidad de lo que acontecía en los cómics Marvel del año 1985. ¡Si hasta recuerda que Hulk era inteligente en esa época! La salvedad es que La Cosa no podría salir en el tebeo con el resto de héroes Marvel, ya que en esos momentos estaba en el planeta del Todopoderoso, viviendo aventuras en las que podía cambiar a forma humana. Pero reconozco que esto es ponerse muy quisquilloso y como queda muy logrado y bonito ver a todos los personajes juntos y encima es un cómic cojonudo, pues se lo vamos a perdonar.
Eso sí, pese a que vaya revestido de ejercicio nostálgico,  tened en cuenta que los rasgos de escritura de Mark Millar van a estar aquí presentes. Esto es, frases lapidarias y cortantes de sus personajes, escenas listas para epatar al lector, algún momento gore  etc. Vamos, que los que somos fans de este escritor no vamos a quedar defraudados, mientras que aquellos que no guarden aprecio por él, quizás no disfruten tanto del tebeo.
En lo que se refiere al dibujo, la elección de Edwars ha sido muy acertada. Su estilo tosco y cercano al realismo casa perfectamente con el tipo de argumento a tratar. Los personajes le quedan muy acertados y le dan a la historia un aire de cercanía que la hace muy creíble. Reconozco que no es precisamente mi dibujante favorito, pero teniendo en cuenta el aire que se supone que tiene que tener un cómic de este tipo, da el pego perfectamente.
En definitiva, “1985” es una historia más que recomendable. Especialmente dirigida a nostálgicos y a fans de Mark Millar. Me parece el cómic perfecto para aquellos que han disfrutado recientemente del ya mencionado libro de “Los Chicos que Coleccionaban Tebeos”.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada