1 abr. 2013

CHICA DE SERIE B



A las buenas. Hoy en lugar de hablar de comics americano, que es casi la norma en este blog, vamos a barrer para casa. Le ha llegado el turno a la reseña de “Chica de Serie B”, en concreto a su primer tomo que ha sido recién editado por Aleta en Marzo de 2013.


 





El autor de esta obra es Iván Sarnago. Hay que decir que con anterioridad había publicado la mayoría del material recogido en el libro que estamos comentando, pero en formato de webcomic. Tras un exitoso proceso de crowdfunding, ha llegado el turno de que sea editado en papel. Un detalle es que las primeras tiras son en glorioso blanco y negro, cambiado luego a ser a todo color.
¿De qué trata “Chica de Serie B”? Pues nos encontramos ante una especie de autobiografía. Dentro de un límite, claro. Este libro nos cuenta, en forma de tiras cómicas, la vida de su autor (el propio Sarnago). Eso sí, siempre teniendo en cuenta que es en clave de humor, por lo que no esperéis un realismo exacerbado, sino todo lo contrario. Por ejemplo, los propios personajes que aparecen en las tiras son conscientes de la existencia de la tira y de que ellos son protagonistas secundarios de ·”Chica de Serie B”.
El grueso de la obra contiene un humor más costumbrista, dentro de lo que cabe, pero hacia el final del tomo y coincidiendo con la tercera temporada cambia la tonalidad. Esto se debe a que “Chicas de Serie B pasa a ser una suerte de parodia de la televisiva “V”, la clásica serie de los lagartos.
He decir que el tomo me ha parecido bastante disfrutable y que conforme iba avanzando en la lectura, más me beneficiaba el efecto acumulativo. Con esto me refiero a que las tiras van ganando a medida que vas conociendo a los personajes y te encuentras familiarizado con ellos. En sentido me parece más que acertado el eslogan ·una sitcom en viñetas” pues verdaderamente esa es la sensación que da leer este libro, el de estar siendo testigo de una serie de televisión. Muy a mi pesar, ese efecto se diluye un tanto cuando empieza a parodiar a “V”.









Para gustos, colores. Y cada uno tiene el suyo. En mi caso, debo decir que he disfrutado mucho más de las dos primeras temporadas que de la tercera, puesto que considero que la trama cambia bastante radicalmente y no he encajado bien ese cambio de rumbo. Tampoco ayuda el que no sea un seguidor de la susodicha “V”; creo que de haber sido servidor un fan de la misma le habría encontrado más gracia, no me cabe duda.
Pero que esto no es desanime para nada, ya que la lectura de “Chica de Serie B” merece la pena. Seguro que os lo pasáis pipa y el bueno de Iván consigue sacaros más de una sonrisa con su obra.
Sobre el dibujo, pues debo decir que se aprecia una evolución notoria. El propio autor ironiza en las tiras acerca de su estilo un tanto simple, pero a mí me parece correctísimo y que encaja como un guante en esta sitcom amparística. Vamos, que sí, que mola.
En definitiva, si quieres probar con algo diferente y tienes ganas de reírte un rato, recomiendo la lectura de “Chica de Serie B”. A mí ha conseguido convencerme y anda esperando la salida del segundo tomo, señoras.




No hay comentarios:

Publicar un comentario