12 abr. 2013

EL LADO BUENO DE LAS COSAS: EL LIBRO


A las buenas. Pues me gustaría recomendaros un libro que os recomiendo fervientemente: El Lado Bueno de las Cosas, escrito por Matthew Quick.





En los USA fue editado bajo el título de “The Silver Linings Playbook” en el 2008. En España fue publicado inicialmente con el nombre de “Un Final Feliz” pero debido a que la película basada en este libro ha sido denominada “El Lado Bueno de las Cosas” desde 2012 se ha cambiado la traducción española de la novela. Cosas del mundillo editorial. Eso sí, reconozco que me gusta más el título actual, pese a que el primero tiene más sentido en el contexto del libro.
Esta novela versa acerca de Pat Peoples, quien acaba de salir del psiquiátrico tras pasar allí un periodo de su vida. Ahora su único deseo es que pase el periodo de separación de su esposa, Nikki. Mientras eso ocurre, ha vuelto a casa de sus padres, con una madre muy sufrida y un padre que apenas le dirige la palabra. Pero no demos nada por sentado en esta vida, que una joven viuda  un tanto especial llamada Tiffany va a revolucionar las cosas de manera insospechada.
El libro está contado en primera persona lo que es todo un acierto en la historia que nos ocupa, puesto que se cumple un doble objetivo: 1)  El lector puede identificarse mejor con Pat, el protagonista de la historia y 2) Se puede constatar que el lenguaje que emplea Pat y ciertos términos un tanto peculiares e inusuales que usa para referirse a las cosas, acentúan de alguna manera la impresión de que el protagonista es alguien con alguna clase de problema mental.
Con el comentario anterior, lo que quiero decir es que está excepcionalmente caracterizada la voz de Pat Peoples en el libro, habiéndose metido en su cabeza y haciéndole expresarse realmente alguien en su situación, lo que denota la habilidad del escritor a la hora de dotar de vida a sus creaciones, por no mencionar su versatilidad.
En verdad, el lector logra empatar perfectamente con el protagonista. Conocerlo es quererlo. Ya sea en un partido de los Eagles o saliendo a correr, cuando está leyendo la obra no dejar de ponerte en la piel de Pat.





Pero no sólo hay que reconocer al escritor el mérito de haber moldeado a su creación principal, puesto que es de rigor admitir que ha hecho un excelso trabajo con el resto de secundarios, poniendo especial hincapié en Tiffanny. Es la mezcla perfecta de esa pareja que por un lado quieres tener a tu lado siempre, pero a la vez te parece de lo más locuela. Y es que algunas de las excentricidades que realizan en “El lado bueno de las cosas” son para nota, pero eso ya es otro rodeo…
En general acabas cogiéndole el puntillo al microuniverso formado alrededor de Pat People, con, quizás, la única excepción de su padre, quien ha sido caracterizado como un ser muy huraño y un elemento negativo de la obra. Pero en cierto modo, que te caiga mal un personaje es señal de que el escritor ha triunfado si su objetivo era crear una variable hostil.
Además de por sus personajes, el libro triunfa por su ágil narración repleta de diversión, interés y de sorpresas varias, de las que te hacen seguir pasando páginas y venga, lee que te lee. Unos buenos protagonistas se merecen una buena historia y esta clara que esta lo es. Es más, me hubiese gustado, como me suele pasar con las novelas que me apasionan, que la narración se hubiese prolongado más páginas, que 275 me han sabido a poco.
Desde luego, el estilo ameno y cautivador de Matthew Quick ha logrado que quiera adentrarme en la búsqueda y captura de otras obras suyas. Con que me gusten la mitad de lo que ha hecho “El lado bueno de las cosas”, ya se podrá decir que estoy ante uno de mis escritos favoritos.
En definitiva, este es un libro muy recomendable. No es una historia romántica al uso, eso tenedlo claro. Pero si una novela con mucho corazón, que nos muestra que las personas con alguna enfermedad mental también tienen sus vivencias y, por supuesto, capacidad de amar y de ser amadas.





PD. Existe una película basada en este libro, como he comentado antes. Ha sido muy bien tratada en los Oscars y excelentemente interpretada por Bradley Cooper y Jennifer Lawrence, pero ya volveremos sobre el film más adelante en su propia entrada.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada