22 dic. 2011

SUPERGIRL DE STERLING GATES



A las buenas. Hoy me gustaría reseñar la etapa de Sterling Gates en Supergirl, uno de mis comics favoritos de DC de los últimos tiempos.







Antes de empezar la reseña en sí, hay que aclarar que si bien no es el 100% de su etapa, Planeta De Agostini ha publicado cuatro tomos donde se pueden leer, de forma más o menos independiente, el grueso de la labor de este guionista en la serie. El resto de sus episodios, se encuentran integrados en la serie mensual de grapa de Superman.

Los cuatro tomos a los que me refiero son “¿Quién es Superwoman?”, “Amigos y Fugitivos”, “Muerte en la Familia” y “Mundo Bizarro”, libros editados por Planeta De Agostini entre Abril del 2010 y Junio del 2011. Hay que tener presente que el material USA que contienen son los números 37 a 59 de la serie de Supergirl, exceptuando el número 44, el 51 y el 52. Estos tebeos y el Nº 36 (verdadero inicio de Gates), como he comentado antes, fueron incluidos en la serie mensual de Superman. Pero el que no se consuela es porque no quiere, ya que para compensar la ausencia de esos ejemplares, Planeta añadió a la edición española los dos primeros Annuals de la serie, así como los números 881 y 882 de Action Comics.  Los cuadernos que componen la obra tienen fecha de salida en los USA entre Marzo del 2009 y Febrero de 2011).








En vez de hacer una reseña como las suelo hacer, me vais a perdonar que me tome la libertad de deciros una serie de razones que convierten en una delicia para los sentidos:

-          - Estos cómics sirven para definir una imagen muy icónica de Supergirl, que la definen como una heroína a la vieja usanza pero adaptada a los tiempos modernos.

-       -    El uso que Gates hace de la continuidad es exquisito, demostrando ser amante de la los comics añejos, con cierto regusto a la edad de Plata, pero siempre avanzando hacia delante.

-         -  La serie de Supergirl toma un rumbo bien definido, después de varias etapas anteriores en que no levantaba cabeza, dando tumbos.

-       -    Es un placer ver el manejo del guionista de los personajes secundarios.

-      -   Porque se pueden releer muchas veces y no te aburres de ellos. Yo me habré leído ya cuatro veces los tomitos y no me canso.






Sobre el dibujo, he decir que ese es el único “pero”. La mayoría de los episodios fueron dibujados por Jamal Igle y eso no es que arrastre a las masas a comprarlos. No me entendáis mal. Es un dibujante la mar de correcto, con una buena narración y un estilo de dibujo muy clasicote, pero le falta quizás gancho y tratarse de alguien medianamente popular para conseguir que la gente pique con colecciones como esta.


En todo caso, para mí ha sido un gustazo haber podido disfrutar de unos comics tan sólidos que me permiten decir que estos tebeos son mis favoritos de Supergirl, lo que no es poco. Muy recomendado para todo aquel que quiera disfrutar de una lectura agradable. Con cierto (grato) sabor añejo.



2 comentarios:

  1. Unos grandes comics, y un buenísimo comentario. Por eso me da tanta pena el reboot, pero ése es otro tema...
    Un abrazo, y felices fiestas!!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Gabriel!!! Pasa unas felicies fiestas y un próspero año nuevo :)

    Si, es una pena que el reboot haya sacado de la continuidad unos cómics tan buenos como estos. Por lo menos podemos darnos con un canto en los dientes y agradecer que Planeta haya hecho el esfuerzo de editar su etapa al completo, ya que las ventas no fueron buenas.

    De hecho, no van a publicar los números restantes de Supergirl previos al reboot, es decir los que continuan a estos. Aunque hay que aclarar que esos ya no son de Sterling Gates.

    ResponderEliminar