27 abr. 2011

SUPERGIRL: LA HIJA PERDIDA DE KRYPTON

Pues me veo en una difícil tesitura, a la hora de realizar una recomendación de este tomo de Supergirl: La Hija Pérdida de Krypton.




Este tomo fue publicado por Planeta De Agostini en Agosto del 2007, conteniendo los números 6 a 10 USA del actual Volumen de Supergirl, editados en los Estados Unidos entre Abril y Noviembre del 2006 de mano de DC Comics.

Este volumen, esta guionizado por Greg Rucka y por Joe Kelly. El primero, se ocupa del guión completo de los episodios 6 a 8, además de coguionizar el 9, mientras que Kelly coguioniza el número 9, y se ocupa del guión completo del 10. En cuanto a dibujantes, Ian Churchill dibuja los números 7, 9 y 10; mientras que Ed Benes y Ron Adrian, ponen su granito de arena ocupándose de los episodios 6 y 10, respectivamente.

Este tomo tiene varias partes diferenciadas. Por un lado tenemos una historia, situada tras el “Año Después” que se dio tras “Crisis Infinita”, en la que vemos a Supergirl y a Power Girl en Kandor, combatiendo a un falso Kal-El, que no es otro que un viejo conocido del Multiverso DC. Mientras, que en los restantes episodios, vemos un análisis acerca de quién es Supergirl, aquellas características que la definen. Además vemos un estupendo episodio en el que Kara va al instituto, mediante una recién fabricada identidad secreta.




Siendo completamente sincero, lo de “difícil tesitura” a lo que he hecho referencia al principio de la entrada, se debe a que, no considero que todo el volumen sea de igual calidad.

La primera historia que contiene, la guionizada en solitario por Rucka, tiene sus puntos de interés no nos engañemos, pero no tarda en hacerse larga, confusa y un tanto aburrida. El guionista ha tirado demasiado por la vía de jugar con la intriga y el misterio, dando como resultado una aventura con demasiadas conjeturas y cabos sueltos,  no convenciéndome el resultado final de la misma.

Sin embargo, otro cantar son los dos últimos números incluidos en el volumen, en los que ya participa Kelly. De hecho, son la causa por la que me animo a recomendaros la lectura de esta obra, pues la versión de la Supergirl de Kelly, está llena de frescura, gracia e ingenio.




No falta el peculiar sentido del humor de este guionista. A destacar, por lo sorprendente, una escena en la que Kara y Wonder Girl enseñan a unas Amazonas, ¡como se hace una felación! Sin palabras…

Bromas aparte, también me gustaría destacar el número 10 USA, donde se realiza una estupenda crítica a los institutos, ese particular conglomerado por el que todos hemos pasado, donde muchas veces la hipocresía esta a la orden del día y donde nada es lo que parece. Tiene hasta una moraleja final.

En cuanto al dibujo, es más que decente, con muchas planchas espectaculares. Poniéndonos picajosos, podría ser algo mejor la narración, pero se suple ese defecto gracias a un dibujo espectacular, de ese que entra por la retina y se queda grabado gracias a una buena labor, donde lo que prima es el impacto visual y la espectacularidad.




En resumen, este es un tomo, un tanto difícil de recomendar, pues no todo el monte es orégano. Sin embargo, mi opinión es que merece la pena, aunque sea por poder leer el inicio de la fresca etapa de Kelly en Supergirl.

3 comentarios:

  1. Supergirl no sé, había uno llamado spidergirl, que se suponía era la hija de Spidy y MJ, pero no tuvo demasiada aceptación, a mí no me convenció y a mi hermano tuvo que ser menos, xq no volvió a comprar más jajaja

    ResponderEliminar
  2. Si, el cómic de Spidergirl que mencionas está situado en un universo alternativo, el MC2, donde la hija de Peter y Mary Jane, dada por muerta en la continuidad oficial, es criada junto a sus padres y se acaba convirtiendo en la sucesora de Spiderman.

    Pues lo cierto es que esta serie ya fue cancelada en los USA (en España quedan por publicar aún bastantes números).

    Si bien no se trata de uno de mis cómics favoritos, si era correcto sin más,que se leia con agrado, teniendo algún número realmente bueno.

    ResponderEliminar
  3. no sabría decirte, yo sólo lei uno

    ResponderEliminar