8 abr. 2011

SUPERMAN: ORIGEN SECRETO

Hoy voy a reseñar un tomo con el que me he llevado una grata sorpresa. No me refiero a otro que a “Superman: Origen Secreto”.




Este volumen, en formato algo más grande de lo habitual, ha aparecido en Abril del 2011, de mano de Planeta De Agostini. Contiene la totalidad de la miniserie USA “Superman: Secret Origin”, que consta de seis números publicados en su país de origen durante 2010.

Los autores de la misma son Geoff Johns al guión y Gary Frank al dibujo.

El argumento de la obra no podría ser más contundente: Una actualización del origen y del mito de Superman. Esta historia recoge la ya conocida leyenda del Hombre del Acero desde el principio, repasando su historia desde que era un niño hasta culminar con sus primeras aventuras como adulto en Metrópolis. Todo ello, pasando por importantes momentos como el primer encuentro con la Legión o los primeros enfrentamientos con villanos como el Parasito o Metallo. Eso por no mencionar los encuentros con Lex Luthor, Lois Lane, Jimmy Olsen y toda la fauna típica de Superman.




Reconozco que me acerque a esta obra con muchos prejuicios, puesto que soy un fan acérrimo del “Man of Steel” de Byrne, y consideraba que poco se puede aportar con una revisión del origen de Superman. Sin embargo, he de reconocer que pese a que todo suena a ya leído, Johns ha logrado mantener mi interés a lo largo de toda la historia, dando una nueva perspectiva al mito, con unos giros interesantes que vinculan a John Corben con Lois, o al Parasito con el Daily Planet. Poniéndome pejiguero diría que me gustaba más la versión de Lana Lang de Byrne, pero solo es una pega menor, en este relato en el que todos los personajes están magníficamente construidos.




Johns, con su sello particular y habitual de calidad, narra una historia con habilidad, fuerza y gancho. Toda la esencia que se supone que debe destilar un cómic del Supes está aquí, mezclando los elementos icónicos del personaje. La relación entre Lois y Clark, me recuerda precisamente a la tratada en la serie televisiva homónima de Lois y Clark. En muchos aspectos, el Superman de esta historia es un reflejo de aquel del mítico film de Richard Donner. Por no mencionar que las escenas con Lana, además de alguna relacionada con el descubrimiento de algun poder, nos transportan al Smallville de Tom Welling. En definitiva, una amalgama de elementos es ante lo que nos encontramos.

Y encima, el guión es de esos que los coges y te lo tienes que leer de un tirón. Inocente de mi, me proponía leerme hoy solo el primer episodio. Pues he cogido el tomo, y me lo he leído de cabo a rabo. Y encima, quiero más. Si bueno era el Green Lantern: Origen Secreto, aquí Johns se ha superado. Solo el tiempo dirá si igualará en trascendencia al origen contado por Byrne.




En cuanto al dibujo de Frank, que decir que no se haya dicho ya antes: Espléndido es decir poco. Es sin duda alguna, el mejor trabajo de este autor. Cada página es una maravilla, con una narración impecable, y una perfección artística raramente vista. Su Superman y su Clark Kent nos recuerdan inmediatamente al difunto Christopher Reeves, lo que ya es una garantía de que el dibujante ha hecho sus deberes.

Pero no solo eso, sino que encima Frank domina el terreno tanto en escenas donde lo importante es mostrar conversaciones y desarrollo de personajes, como en las que se trata de deslumbrarnos con una escena de lucha, formando todo en su conjunto un cómic en el que dibujo es una de sus grandes virtudes.

En definitiva, este es un cómic altamente recomendable, y sobretodo, altamente disfrutable.



12 comentarios:

  1. Yo seguí la edición americana de forma discontinúa... y tampoco me dió la impresión de estar leyendo ninguna maravilla. Quizas el error fue el no poder leer la historia completa (aunque si alcancé a leer el último episodio) o que quizás el origen del personaje ha querido ser redefinido muchas veces en los últimos años (Birthright, los cambios tras Crisis Infinita...) y en ningún caso han llegado a aportarle tanto como mi favorito: Man of Steel (ahí coincido contigo). Siempre he dicho que dicha miniserie significó más una redifinición de Clark Kent más que de Superman, haciendo el personaje muchos más humano, normal y reconocible. Una persona, no un torpe fantoche primo de Harold Lloyd como oposición al Dios perfecto que parece debe de ser Superman. Es toda esa parte de Clark la que más me ha desencantado. Pero tras tu reseña volveré a darle una oportunidad...
    Eso sí: basta de ya de revisar su origen (todo sabemos perfectamente de dónde viene el personaje) y que se concentren más en hacer buenas historias situadas en el presente...

    ResponderEliminar
  2. Te doy la razón en que el origen de Superma ha sido cualquier cosa menos estático en los últimos tiempos. Demasiadas revisiones. Por cierto, a mi Birthright, me pareció un horror infumable.

    En cambio, este Origen Secreto, me ha parecido un soplo de aire fresco y una gran historia, estableciendo el nuevo origen (valga la redundancia) del personaje, tras los cambios de Crisis Infinita.

    Si te digo la verdad, yo prefiero este Clark más torpón, heredero de las pelis de Donner.

    Te recomiendo que le des otra oportunidad, pues si bien tiene el enorme lastre de invalidar lo de Byrne, es un relato con una enorme calidad.

    ResponderEliminar
  3. Pese a que yo (también) estoy en contra de las continuas revisiones de los orígenes, este tomo me lo he comprado (y aún no lo he leído), porque al contrario que con Straczynski, a Johns sí que le tengo actualmente en un altar. Y por si fuera poco, Gary Frank, uno de mis dibujantes preferidos de esta década, es el artista de esta historia. Ésta caía con los ojos cerrados. A ver cuando la lea.

    ResponderEliminar
  4. Ángel, si te gusta Superman, te gusta Johns y te gusta Frank, este es tu cómic. Yo me lo he pasado en grande con este tomo, y espero que lo disfrutes.

    Por cierto, me alegra que se te haya acabado mejorando el tema de la distribución de Planeta.

    Saludos, y espero tu opinión, una vez lo leas :)

    ResponderEliminar
  5. ¡Por fin lo tengo! Impresionante se queda corto. Qué bueno es. ¡Y encima hay un desplegable al final! Estos detalles tontos, me gustan.

    ResponderEliminar
  6. Me legra que te gustase, Madrox. En verdad, es uno de los cómics imprescindibles de este mes.

    Y lo del desplegable, es un detalle del mimo que ha puest Planeta en este tomo. Ojala pusiesen el mismo esmero en todas sus publicaciones.

    ResponderEliminar
  7. David, que de manera puntual me lleguen los cómics de Planeta, no quiere decir que se haya arreglado el tema de la distribución. Tú cruza todos los dedos que tengas para que sigan así, a ver si por fin esto significa que llegan a la normalidad. ;)

    ResponderEliminar
  8. San Dunguero Martir nos oiga y se solucione. A ODÍN gracías, aquí en Valencia, he realizado pedidos que me ahn llegado incluso al par de días. Espero que esto se haga extensible a Jaén :)

    ResponderEliminar
  9. Ahora que he leido el "Origenes", puedo decir que es un gran comic, no comparable al "Man of Steel" de Byrne porque es diferente pero en esencia es el origen de Superman. Todo un homenaje al actor Christopher Reeve y al Superman pre-Crisis. Dentro de poco le dedicaré una entrada. Saludos.

    ResponderEliminar
  10. Espero poder leer pronto tu entrada, amigo Carlos :)

    A mi me parece un cómic muy bueno, solo el tiempo lo pondrá en su sitio, y dirá si ha estado a la altura de Man of Steel (cómic que fue toda una revolución en su momento), pero si que se puede decir de momento, como tú muy bien señalas, que se trata de un gran cómic :)

    Saludos!

    ResponderEliminar
  11. David, sobre el comentario que hiciste sobre Ron Troupe y Lucy Lane, creo que se me ha pasado comentar lo de Superwoman (para no ir dejando spoilers), que algo debe influir en la historia. Saludos.

    ResponderEliminar
  12. Muy cierto, Carlos, de hecho me chocó muchisimo que en el funeral de Superwoman, note muy muy raro que no hiciesen mención alguna ni a Ron ni al hijo que él y Lucy Lane tienen en común.

    O tenían por que me temo que su relación, ha sido borrada de continuidad, visto lo visto.

    Muchas gracias por el apunte, Carlos.

    ResponderEliminar