9 ene. 2012

EXTRA SUPERHÉROES CAPITÁN AMÉRICA: SERVIR Y PROTEGER


A las buenas. Hoy voy a reseñar el primer tomito del Capitán América aparecido en la colección “Extra Superhéroes”, cuyo título es “Servir y Proteger”.





Este recopilatorio fue editado por Panini en Julio del 2011, conteniendo los números 1 a 12 USA de “Captain America vol. 2”, publicados por Marvel entre Enero y Diciembre de 1998. Los autores de estos tebeos son Mark Waid al guión y Ron Garney y Anfy Kubert al dibujo.
Hablar de estos comics es hablar de la Marvelution de la Marvel de los años 90 y de los Heroes Return de Marvel, valga la redundancia. Y es que los 90 fueron una época muy turbulenta para la “Casa de las Ideas”. El caso es que mediados de esa década fue un auténtico caos a nivel creativo en que realmente la editorial tenía un gran porcentaje de material cuya calidad podía ser mejorada. Marvel decidió tratar de solucionar eso con un movimiento llamado “Marvelution” en el que se dividían la editorial en familias, dirigida cada uno por un editorial diferente. Tal cosa no duro mucho, ya que no tardaría demasiado de nuevo en reunificarse la editorial en un todo con un editor en jefe, como ha sido tradicionalmente desde siempre. No se tomaron muchas decisiones buenas en ese periodo, ya que por ejemplo me viene a la mente la saga de “La Encrucijada”, pero si una muy acertada: Mark Waid y Ron Garney serían el nuevo creativo del Capitán América.
Este dúo se encargo de realizar apenas once números que bastaron para encumbrarlos a lo más alto de las preferencias de los lectores. En ellos tuvimos el retorno de un gran personaje como Sharon Carter (básico para entender al Capi) pero lo más  importante, tuvimos una lectura de calidad con historias vibrantes, apasionantes, llenas de acción a la vieja usanza. Todo ello aliñado con una parte gráfica de élite, con un Garney que parecía haber nacido para dibujar al Capitán América.
Sin embargo, llego el “Heroes Reborn” y se acabo lo que se daba. Este movimiento consistió en exiliar a las colecciones relacionadas con los Vengadores y los 4 Fantásticos a un “universo de bolsillo” en el que vivir sus aventuras de manos de autores como Rob Liefeld o Jim Lee. Esta decisión fue tomada demasiado precipitadamente en el caso del Capi, ya que nuestro abanderado salió perdiendo con el cambio del equipo creativo.





No obstante, no hay mal que mil años dure, ya que tras el “Heroes Reborn” vino el “Heroes Return”, movimiento mediante el cual nuestros chicos volvieron a casa. El espíritu del relanzamiento consistía en poner equipos creativos de calidad y hacer que las colecciones tuviesen cierto regustillo a cómic superheroico clásico. En el caso del Capitán América tomaron una solución que sin duda alguna sería del agrado de los más escépticos. Y es que decidieron en Marvel que Waid y Garney volverían a ocuparse del personaje. Tras unos episodios, el dibujante paso a ser Andy Kubert, ya que el propio Garney paso a hacer un spin-off del propio Capi, que también acabaría abandonando, pero eso es otra historia…

Lo importante es que la magia volvió a la serie. Con un tono clásico, pero plagado de acción, revelaciones sorprendentes y con un genuino toque de nostalgia, los guiones de Capitán América de esta etapa se encuentran entre los mejores de toda la existencia del héroe de las barras y las estrellas.
Quizás pequen de ser muy clasicotes, pero no dejará a nadie indiferente ese vendaval de dinamismo, en que página tras página Waid nos recuerda porque el Capi es uno de los grandes. Salvando las distancias, los guiones de estos tebeos son puro tebeo de la edad dorada. Eso si, revestido con una doble lectura en la que se tratan temas muy actuales. Por tener, tiene hasta una historia que es todo un precedente de “Invasión Secreta”.
Del dibujo, además del ya mencionado Garney, tenemos a Andy Kubert, con lo que ya tenemos solventada la parte gráfica con calidad garantizada. El primero, ya lo he dicho, ha nacido para dibujar al Capi. Sinceramente, me recuerda a una versión moderna de Sal Buscema, pero con una mayor dosis de espectacularidad. Y de Kubert, que decir que se no se haya dicho ya. Es un dibujante muy llamativo, un buen narrador y cada una de sus planchas está llena de calidad. Punto.
En resumen, todo aquel que quiera recuperar unas buenas historias del Capitán América, ahora lo tiene fácil con este tomito. La única apega es el formato reducido, en caso de ponernos exigentes.



No hay comentarios:

Publicar un comentario