17 abr. 2012

HOLA, WONDER WOMAN


En mi última entrada me despedía, al menos temporalmente, de un personaje DC cuya serie me ha dejado de gustar. Pues bien, ahora me gustaría hablaros del caso contrario, de una colección que ha salido reforzada por el reboot y que no puedo dejar de recomendar: la de Wonder Woman. Si, la realizada por Cliff Chiang, con una colaboración de Azzarello.








Antes de seguir, conviene que ponga en situación. No es que me disgustará la amazona ni nada de eso. Simplemente que había otros cómics que llamaban más mi atención por encima de los suyos. Aún así a lo largo de los años, he ido mirando de reojo su serie y haciéndome de vez en cuando con ellos, como es el caso de la etapa de Colan, de la Perez, de la de Jimenez, de la de Heinberg (está me defraudo) y la reciente de Straczynski (que al contrario que a muchos, me gusto bastante).
Así que con una mezcla de interés y curiosidad, me asome a las páginas de la Wonder Woman de los New 52. ¿Qué me encontré? Pues un magnifico y cojonudo cómic, señores.
Sin entrar en Spoilers, debo decir que me han ganado con la reinterpretación de la historia de este personaje. No sé si será algo definitivo o no. Aún es pronto para poder afirmar rotundamente que el reboot está ahí para quedarse o que es flor de un día. Sin embargo si puedo afirmar rotundamente que me está encantando el jugo que se le está sacando a la nueva situación y el vuelco positivo que ha causado en la serie.
Como muy bien ha afirmado Juan Luis Rincón, se nota que la colección de Wonder Woman tiene ahora cierto toque Vertigo. Y eso le ha sentado fenomenal a la colección. Las historias ahora tienen un toque maduro que te hace reflexionar y están impregnadas de personajes secundarios realmente interesantes, teniendo el lector la sensación, tan oportuna, de estar viviendo una tragedia griega.








Las traiciones, los giros inesperados, los momentos en los que uno se siente inmerso en la historia, etc. están más que presentes. Lo mejor de todo, aparte de disfrutar de la lectura de la serie, es que uno se muerde las uñas cada vez que acaba el ejemplar del mes.
Y para rematarlo, el dibujo de Chiang se ajusta como un guante a la historia que se nos viene contando. Tiene cierto toque de trazo grueso que proporciona a las planchas cierto toque de “antigüedad “que ayuda a que aumente la sensación de estar siendo participe de una historia con tintes mitológicos. Además, el dibujante es un excelente narrador que dota a Diana de un aire muy particular.
Quizás estoy siendo muy pretencioso, pero para servidor Wonder Woman ha ido escalando puestos mes a mes en el ranking de mis preferencias y se ha convertido por derecho propio en una de mis colecciones favoritas de la actualidad. El tiempo dirá si esta etapa será considerada o no un clásico a la altura de la de Perez.




3 comentarios:

  1. Concuerdo contigo. En general, DC parecia que no sabia que hacer con Wonder Woman, siempre de aqui para alla, como una de la trinidad DC pero sin peso propio en el universo. Ahora le han dado el lugar exacto que merece. Un abrazo desde el Neoverso. ¡Nos leémos!

    ResponderEliminar
  2. Bienvenido al blog, Bimago. Opino igual que tú. Wonder Woman ha conseguido encontrar su lugar en el Universo DC. Espero que el enfoque perdure y sepan mantenerla con tan alto nivel de calidad.

    ResponderEliminar
  3. Pues parece que las primeras impresiones han perdurado, que buena se ha puesto esta serie. Irónicamente parece que a muchos viejos lectores les desagrada esta dirección, parece que no superan los 70' aún :D

    ResponderEliminar