15 may. 2014

PATRULLA - X: NO MÁS HUMANOS


A las buenas. Hoy voy a reseñar por estos lares una Novela Gráfica protagonizada por los mutantes más famosos de Marvel; estoy alusión a La Patrulla-X: No más humanos.







Esta obra ha sido editada por Panini a principios de Mayo del 2014, siendo un lanzamiento simultaneado con el de su país de origen. Los autores son Mike Carey al guión y Salvador Larroca al dibujo, quienes ya se habían ocupado anteriormente de la Patrulla-X. El primero sobretodo en X-Men: Legado, escribiendo historias protagonizadas por Charles Xavier primero y posteriormente por Pícara, y el segundo dibujando episodios de Patrulla-X, X-Men y, sobretodo, X-Treme X-Men.

La historia es una especie de secuela del final de la archiconocida “Dinastía de M”. Si al final de dicha saga la Bruja Escarlata sentenció su “No más mutantes”, diezmando al homo superior, en esta ocasión la cosa ha dado un giro de 180 grados. Ahora, se han vuelto las tornas y  la especie humana no es sólo que haya sido diezmada, es que ha sido literalmente borrada de la faz de la tierra (superhumanos no mutantes incluidos.)

Con ese interesante punto de arranque, se da inicio esta historia en la que las diferentes facciones de mutantes, léase el bando de Cíclope y el de Lobezno, deberán dejar de lado sus diferencias para colaborar en la búsqueda de los responsables de la situación, amén de tratar de revertirlo, si es que tal cosa es posible. Por supuesto, no tengo la menor intención de spoilear nada pero si creéis que se puede sumar dos y dos, siendo responsable de todo esto la Bruja Escarlata, estáis errando el tiro.

En lo que se refiere al argumento, debo decir que me ha parecido muy interesante y absorbente en su lectura desde el primer momento, si la intriga de que ha pasado no es suficiente, tenemos el intríngulis de ver a los diferentes bandos de mutantes colaborando juntos e interrelacionándose, con todo el juego que eso produce.

Si sois lectores habituales de las series de la Patrulla-X ya sabréis que diferentes acontecimientos (como “Cisma” o “los Vengadores vs la Patrulla-X) han ido alejando las posturas de Cíclope, el eterno líder de los mutantes, y Lobezno, el miembro más popular de los X-Men. Pese a que el guionista Jason Aaron, ha tratado de acercar a ambos en sus últimos números de Lobezno y la Patrulla-X, la reconciliación dista mucho de producirse. Con estas cartas sobre la mesa, podéis imaginaros lo tensas que estarán las cosas en esta Novela Gráfica. Y si a eso sumamos el que Magneto, quien acostumbra a fluctuar entre el bando de los (anti)héroes y el de los villanos, se suma a la fiesta, os podréis imaginar que esto no va a ser precisamente una balsa de aceite.







Y este es precisamente uno de los aciertos de Mike Carey, quien aprovecha adecuadamente el asunto de las diversas facciones de mutantes para manejar el argumento con soltura y sacar el máximo partido posible a la situación. Además de poder observar el problema que da lugar a “No más humanos” desde varios puntos de vista, por supuesto. Tiene su interés el ver a estas facciones actualmente enfrentadas unir fuerzas en pos de una causa ¿común? Todo se andará.

Uno de los puntos más fuertes de esta Novela Gráfica es sin duda poder contemplar la interactuación entre todos los personajes mutantes. En la reciente “Batalla del Átomo” pudimos contemplar diversas uniones y encuentros, pero se quedan pequeños al lado del gran tour de forcé que supone “No más humanos”. Bien es verdad que se echa de menos la participación de algún personaje que podría haber dado mucho juego con la presente trama (la Bruja Escarlata, por ejemplo, quien hace acto de presencia pero apenas articula palabra). A pesar de eso, lo que está escrito acerca de los mutantes está muy ben caracterizado y todo fan de la Patrulla-X que se precie de serlo se emocionará ante tanta confluencia de personajes y el tratamiento que se les da.

Desde luego, el guión reporta suficientes sorpresas y está tan plagado de situaciones y giros como para no aburrir. A un servidor se le ha puesto la piel de gallina ante cierta aparición estelar de una entidad que es todo un hito en la cronología de los mutantes y que sirve para dar un nuevo sentido a todo el argumento de la novela gráfica.

El argumento está muy bien construido, pero deja con ganas de más. Que nadie se engañe, es de calidad y se nota que se han guardado una historia tremenda como para merecer un formato más lujoso de lo habitual. La cosa es que en verdad es tan enorme, con tanto jugo, que en las series regulares sin duda se le podría haber dado más espacio y profundidad al argumento de “No más humanos”. Aunque por otro lado, eso quizás habría supuesto una merma de calidad y una dispersión en la historia, ya que guionistas diferentes hubiesen metido mano y aquí todo cobra consistencia y homogeneidad al ocuparse Mike Carey en solitario.








Un detalle que me ha gustado es que contiene escenas de acción como para no aburrir en absoluto, al contrario, pero logra combinarlo con muchos momentos de introspección de personajes, sabiendo muy bien cuando alternar. Ni se puede decir que se pasan todo el tiempo hablando, ni que es todo batallitas. Tiene las dosis apropiadas de ambos elementos, si acaso abunda un pelín más la parte de caracterización. Desde luego, lo que tocaba dado el tema que se aborda.

En cuanto al dibujo, pues hay que decir que Salvador Larroca se luce muchísimo en esta obra, pese a las prisas con las que menciona que tuvo que dibujarla. Cosa que no se nota para nada, al contrario, me atrevería a afirmar que se trata de uno de sus mejores trabajos. El nivel del dibujante se me antoja muy superior a sus últimos trabajos, pegando un subidón tremendo de calidad.

Las escenas de acción son realmente épicas, la narración es impecable, los personajes están increíblemente bien plasmados y es un tebeo que realmente sabe epatar y deslumbrar a todo aquel que se acerque a sus páginas. Pocos artistas pueden presumir de contar una historia con tanta profesionalidad y una calidad como la de Salvador Larroca.

Si a eso sumamos el que ha pulido su estilo, logrando que los movimientos de los personajes mejores notoriamente, disminuyendo la sensación de dibujar a los personajes demasiado estáticos y parados, pues ya podemos aplaudir hasta con las orejas. El artista se ha superado a sí mismo, dando lo mejor de sí para una obra que se recomienda por si sola, al abrirla para pegarle un vistazo en la librería.


En conclusión, se trata de una Novela Gráfica que gustará a los fans de la Patrulla-X, con conexiones múltiples con las series regulares, pero que, mayormente, es recomendable por ser un tebeo muy chulo, con una edición cojonuda por parte de Panini y por tratarse, en mi humilde opinión, de una de las mejores obras de ese gran artista que es Salvador Larroca.






1 comentario:

  1. ¡Por la cola del Whiplash y las alas del Buzz-off! ¡Qué artículo más bien redactado y cuanta razón tienes!

    ResponderEliminar