28 nov. 2011

JÓVENES VENGADORES: REINADO OSCURO



A las buenas. Pese a que últimamente prefiero hacer hincapié en reseñas de comics más actuales, me gustaría realizar una reseña de Jóvenes Vengadores: Reinado Oscuro, dada la inmensa calidad de la obra. Hay que decir que los autores de la historia son Paul Cornell al guión y Mark Brooks al dibujo, con lo que las virtudes del cómic están aseguradas.








La susodicha miniserie, consta de dos 5 números USA, editados por Marvel Comics durante 2009. Panini publico la miniserie repartida entre dos números especiales en Marzo y Abril del 2010.

El argumento de la mini, como por su nombre se puede deducir, está fuertemente ligado a “Reinado Oscuro”, el “landscape” en el que Norman Osborn era considerado el mayor héroe de los USA y estaba al mando del cotarro superheroico. En esas condiciones, tenía engañada a la opinión pública e incluso estaba al mando de los Vengadores, con miembros como Spiderman o Lobezno que eran en realidad gente de moral tan ambigua como Veneno o Daken haciéndose pasar por los originales. 

Pues bien, en ese contexto en que a los Vengadores les salía un grupo de suplantadores, la lógica dictaba que con los homólogos juveniles del grupo, los Jóvenes Vengadores, no tardarían en tener su propia panda de impostores. Y así fue, pero no de la forma en que todos nos esperamos. Y es que mientras que los “Vengadores Oscuros” eran en su mayoría villanos, el presente caso es algo más complejo.

Los “Jovenes Vengadores Oscuros” no son exactamente unos criminales, sino más bien unos personajes ambiguos; un grupo en el que cada uno de los miembros tiene una motivación particular. Más que maldad, el rasgo que comparte este particular equipo es que son personajes adolescentes que están buscando su lugar en el mundo. Quizás alguno de ellos de formas retorcidas, pero el análisis de estos personajes es el punto fuerte de esta miniserie.

El guión de Cornell es digno de elogio. Como he mencionado anteriormente, el puntillo que hace que destaque esta miniserie es la excelsa labor de caracterización realizada, con un estudio de cada uno de los personajes. No os esperéis típicos y tópicos, puesto que las capas que da el autor a la obra los convierte prácticamente en seres vivos, en cuya moral caben los grises. A la hora de afrontar la lectura de estos tebeos, cabe recordar que es ante todo un cómic en que lo que prima son los protagonistas y el estudio del interior de los personajes.










A destacar los continuos giros que va pegando el guión para mantener en suspenso al lector, quien en su mente no para de elucubrar hacia que lugar se va a dirigir la trama. Eso sí, el argumentos también está trufados con peleas, acción y todos los elementos superheroicos que tanto nos gustan a los fans.  De hecho, en pocos cómics se pueden encontrar batallas tan bien descritas como en la presente historia. 

De eso gran parte tiene que ver con Brooks, el dibujante de la historia y el responsable de que la parte gráfica del tebeo luzca de forma notable. Quizás su nombre no suene con tanta fuerza como muchas de las estrellas del mainstream, pero al hombre no le faltan precisamente capacidades para lucirse.

Merece la pena recalcar su hábil sentido de la narración, a la par que su sutileza a la hora de pincelar a los personajes de forma que sean completamente diferenciables entre sí. Por no mencionar su espectacularidad a la hora de las escenas de acción, lo que quizás sea su mayor punto fuerte en esta obra.

En resumen, si quieres pasar un más que entretenido rato con un trabajo magníficamente bien guionizado por uno de los mejores escritores del mercado y con un dibujo de lo más potable, esta es la miniserie que tienes que leer.




4 comentarios:

  1. Yo creo que el punto fuerte de esta serie, además de la utilización de los personajes creados por Heinberg, los Jóvenes Vengadores (que son auténticas joyas caigan en manos de quien caigan) es el desarrollo que hace Cornell de los Nuevos Vengadores Oscuros, que en muchos casos no son simplemente malos, consigue que sea mucho más complicado de esto, y como nos transmite la propia inquietud de los Jóvenes Vengadores al verse reflejados en una especie de espejo oscuro, ya que, si las cosas hubieran salido de otra forma, con otras familias, con otra educación, con otros acontecimientos, cualquiera de ellos podría haber sido como uno de los Vengadores Oscuros.

    ResponderEliminar
  2. Muy de acuerdo, Tomás. Es importante para la historia la forma en la que los reflejos y las matizaciones de los personajes.

    Esos Jóvenes Vengadores Oscuros son una excelente creación y no me importaría para nada que Cornell se diese un garbeo nuevamente por Marvel para contarnos una nueva historia del grupo.

    ResponderEliminar
  3. ¿Y le has echado un vistazo a esa Academia Vengadores,del Hombre Gigante?Yo la vi en un cruce que hará muy pronto en Asombroso Spiderman(un primo estadounidense me trajó comics de allí el verano pasado)y me parecieron interesantes,pero no se si en una cole regular....
    PD:Parecia que el "Dark"ya habia pasado de moda.......¡PERO NO!(SPOILERSsupongo,aunque en este caso no tengo ni idea del asunto,que la conclusión de la miniserie Osborn será lo que le poga al mando de esos "New Dark Avengers"...)

    ResponderEliminar
  4. Si, de hecho sigo apasionadamente cada número que ha salido de la "Academia Vengadores" y es una de mis favoritas de la Marvel Actual. Muy muy recomendada (por el Blog tienes la reseña del primer tomo)

    No he leido la conclusión de la minserie de Osborn (la cual no me está gustando nada, por cierto), pero creo que la cosa de los "New Dark" viene más por lo que va a pasar en los próximos números de los Nuevos Vengadores :)

    ResponderEliminar