28 nov. 2011

MARVEL GOLD: PATRULLA - X N º 2


A las buenas. Hoy tengo el placer de reseñar el segundo Marvel Gold de la Patrulla-X, nada más y nada menos realizado por autores de la envergadura de Chris Claremont como guionista y de John Byrne como dibujante. Además, George Perez y Romita Jr. participan en el dibujo, ocupándose de varios annuals, ¡casi nada!








El tomaco ha sido editado por Panini en Noviembre de 2011, conteniendo los números 122 a 143 USA de Uncanny X-Men, además de los annuals 3 y 4, una historia de complemento perteneciente al Nº 100 USA de Marvel Team – Up, el prestigio “Phoenix, the Untold Story” y el Nº 27 de Bizarre Adventures. Todo este material fue editado por Marvel Comics entre Junio de 1979 y Julio de 1981.

No leer este cómic que es fundamental para entender la actualidad no ya sólo de los mutantes sino del panorama comiquero de ayer, hoy y de siempre, debería de estar penado por las autoridades sanitarias. En sus páginas podemos encontrar todo el buen hacer de Claremont y Byrne en estado puro, en uno de esos cómics que deberían de ser lectura obligatoria en las escuelas. Baste decir que incluye obras fundamentales como “Días del Futuro Pasado” o “La saga de Fénix Oscura”, tebeos de los que se sigue mamando hoy en día.

Claremont estaba en estado de gracia en el momento en el que escribió estos comics, y eso se nota. Parece realmente increíble que treinta años después de ser concebidos las historias no hayan perdido nada de su fuerza. A destacar la tridimensionalidad de los personajes, que parecen reales. Si el guionista tuvo una marca de fábrica, fue la virtud de profundizar y profundizar en la de sus protagonistas, para dotarles de vida propia.

No sólo eso, sino que las aventuras aquí presentadas son el súmmum de los superheroico, añadiendo mitología fundacional para el género. Me remito por ejemplo a la ya mencionada saga de Fénix, ¿Cuántas veces se ha imitado después, con mayor o menor fortuna, el argumento de un héroe superpoderoso que acaba corrompiéndose? O por continuar con las analogías, “Días del Futuro Pasado” sentó un precedente en las historias de futuros alternativos. Puede que estos argumentos no fuesen originales de Claremont, pero a la vista está que el guionista les dio una importante vuelta de tuerca y posteriores utilizaciones de estos recursos beben de lo realizado por el patriarca mutante.









A destacar también que en los momentos de publicación de estos tebeos, los comics relacionados con los mutantes estaban muy contenidos, con lo que Claremont no se encontraba con tropecientas mil series en las que se dispersaban los argumentos. Eso le permitió jugar con los personajes y las tramas y conseguir una serie que fue y es todo un estandarte de calidad.

Sobre el dibujo, hay que reivindicar que John Byrne estaba en su plenitud cuando se encargó de realizar estas planchas. Un simple vistazo a las páginas realizadas por el autor canadiense sobra para quedarse con la boca abierta ante la espléndida narrativa y composición de página. Cada una de las viñetas de la obra es arte en sí misma, ofreciéndonos la versión definitiva de los personajes. Para un servidor, cada vez que, por ejemplo, piensa en la versión definitiva de Lobezno o de Jean Grey, la que aparece en mi cabeza es la de Byrne. 

Por cierto, no hay que olvidar que este autor no sólo nos maravilló con sus excepcionales dibujos, todo un clásico del noveno arte, sino que además colaboró intensamente en los argumentos de estas joyitas. Suya es, entre otras cosas, la razón por la que Lobezno fue adquiriendo más y más protagonismo, motivo por el que mutante de garras de adamantium es una de las estrellas más brillantes de Marvel.

Para colmo de los colmos, la edición en la que se han editado estos comics es la mejor y la más cuidada hasta la fecha en España. Es un verdadero lujazo tener un tomazo con más de 600 páginas dedicadas a esta obra, incluyendo todo tipo de extras, como los annuals o las historias procedentes de Aventuras Bizarras. Por no decir que es increíble que un tomo tan voluminoso pese tan poco con el papel elegido.

En resumen, si eres fan del mundo del cómic, no sólo de los mutantes o de Marvel, sino de los tebeos en general, no te puede faltar este segundo volumen de los Marvel Gold dedicados a la Patrulla – X. Yo estoy cruzando los dedos para que se logre editar en este formato toda la etapa realizada por Claremont, culminando en los comics que realizó junto a Jim Lee.







2 comentarios:

  1. Inmejorable crítica. Coincido al 100%. Si no me compro el tomo es porque ya tengo ese material completo... pero con las ganas me quedo de hacerlo (y de paso, me compraría también el primer tomo). ¡Ay, lo que uno tiene que resistir a las tentaciones!

    ResponderEliminar
  2. Muchas gracias Ángel!!!

    Yo soy de los que poseen estos tebeos en el Classic X-Men y en el Coleccionable de Patrulla - X que editó Forum, pwro la carne es débil y mi predilección por este material es superior a mi :)

    ResponderEliminar