24 mar. 2012

VENGADORES: LA SAGA DE LA CORONA SERPIENTE



Pues hoy tengo la suerte de poder reseñar uno de los primeros comics de superhéroes que tuve el placer de leer, en su añeja edición en la serie Forum de Clásicos Marvel. Me estoy refiriendo a la incomparable saga de los Vengadores: La Saga de la Corona Serpiente, que cuenta desde Marzo del 2012 con una nueva edición por parte de Panini en formato Marvel Gold de tapa blanda.






Los autores de esta epopeya son Steve Englehart al guión y George Pérez al dibujo. Se encuentra narrada en los números 141 a 144, además de los 147 a 149  del vol. 1 USA de Avengers. Todo este material fue publicado por Marvel entre Noviembre de 1975 y Julio de 1976. Hay que precisar que los números 145 y 146 no han sido incluidos puesto que se tratan de episodios de relleno, previstos originalmente para un Giant –Size,  que poco tienen que ver con el hilo argumental del tomo.
El argumento de esta historia es todo un clásico en la historia de los Vengadores y es que el grupo es trasladado a la “Otra Tierra”, un mundo paralelo en el que habita el Escuadrón Supremo (ni más ni menos que unas contrapartidas de la JLA de DC) en pos de acabar con la amenaza que supone la Corona Serpiente. Por si fuera poco, parte del grupo acaba viajando por el tiempo para combatir a Kang el Conquistador, concretamente visitando el Oeste antes que el bueno de Doc Brown lo hiciese en Regreso al Futuro 3.
Hay que destacar que aproximadamente una década más  tarde el mismísimo Englehart realizó una secuela de esta historia en la serie de los West Coast Avengers, en la que regresaban no solamente al Viejo Oeste, sino que protagonizaban toda una odisea temporal. Para rematar la faena, las semillas de esa Obra Maestra que es Siempre Vengadores, de Kurt Busiek y Carlos Pacheco, de la que podéis encontrar más información en su propia reseña en este mismo blog.
¿Qué te gustan los Vengadores? Píllate este tomito que esta es una de sus mejores historias. ¿Qué te gustan los comics de superhéroes? Este es tu tebeo. Muchos de los argumentos típicos de este tipo de relatos tienen aquí uno de sus máximos exponentes, sobretodo en cosas que hoy en día están tan manidas como pueden ser los viajes en el tiempo o los combates entre diferentes equipos de superseres.
Y es que hay que reconocer que estos números Englehart estaba en estado de gracia, sentando cátedra de cómo compaginar caracterización de personajes, muy bien llevada, con acción desenfrenada. Estos son los Vengadores y no puede faltar el Estilo Marvel en sus páginas, damas y caballeros. Como he mencionado anteriormente, aquí cosas tan actualmente tópicas como los Viajes en el tiempo, los artilugios místicos de gran poder o las batallas tan manidas de superhéroes están en pleno apogeo y hoy en día esta obra es todo un manual viviente de cómo realizar una buena historia de superhéroes.






Para rematar la faena, el guionista nos demuestra cuanto puede dar de sí la continuidad bien hilvanada. Motivos por los que digo esto: 1) estos episodios guardan una estrecha relación con los números de la época de Capitán América ( también escritos por el mismo autor y de los que se trae a los Vengadores la trama de la Corona Serpiente), 2) rescata a la Bestia del serial de Amazing Adventures (escrito también por Englehart, en el que mutó al personaje y le dio su nueva y chispeante personalidad que tanto le ha definido junto a un nuevo pelaje de color azul), 3)  homenajea a DC tanto repescando al Escuadrón Supremo (el mencionado homenaje a la JLA) como empleando la gloriosa tradición que empleaba habitualmente de DC de dividir al equipo en pequeños subgrupos de un par de integrantes. ¡Y pegadle un vistazo a esa nada velada referencia que nos regala con el título de uno de los episodios, “200000 Leguas bajo la Justicia”! 5) El autor coge a Patsy Walker, protagonista en los años 50 de sus propios comics de naturaleza romántica y la convierte en una superheroína con el nombre de Gata Infernal, usando como base a La Gata, olvidada serie de los 70 que protagonizaba la ahora más conocida Tigra.
En cuanto al dibujo, hay que señalar que los episodios aquí incluidos son los primeros que dibujo George Pérez, probablemente el mejor dibujante que jamás ha dibujado a los Vengadores en toda su historia. Pero cuidado, que el Pérez que se ocupa de estas planchas es un autor recién llegado a Marvel y que todavía no había eclosionado, notándosele ciertas carencias sin importancia, eso sí.
Pero tened en cuenta que los tebeos aquí recopilados siguen siendo de George Pérez y se mire como se mire, eso es una señal de CALIDAD. Así, con mayúscula. El dibujante es uno de los mejores de la industria, y eso se traduce en que sus dibujos son icónicos, sus páginas son espectaculares y llenas de dinamismo, y el tono general al estar leyendo una de sus historias es de que te encuentras ante las versiones definitivas de los personajes.
En definitiva, tanto por lo que significan estos comics y por su calidad intrínseca, has de poseer este tomo de los Vengadores, si o si. Y si encima Panini cumple, como es la ocasión, e incluye para delicia de los veteranos como un servidos, e incluye detallazos como reproducir a página completa las portadas que el aclamado Carlos Pacheco realizo para la reedición de esta obra en la añorada Clásicos Marvel, pues ya es para aplaudir con las orejas.



No hay comentarios:

Publicar un comentario