29 abr. 2014

ARRUGAS


A las buenas. Pues hoy quiero hablar de una Novela Gráfica de esas que es de obligada lectura, en caso de que no quieras que en la calle te señalen con el dedo y te miren mal. Estoy hablando de “Arrugas”, una obra de Paco Roca (quien sin duda es uno de los mejores autores nacionales del medio).







Este cómic fue editado por la editorial Astiberri en Noviembre del 2007, contando ya con ni más ni menos que con la friolera cifra de 10 ediciones (más que merecidas, todo hay que decirlo) siendo la última de Enero del 2013.

Como mucho ya sabrán, debido a la enorme repercusión de “Arrugas”, la trama nos presenta a un anciano el cual es ingresado en una residencia debido a que empieza a mostrar principios de Alzheimer. Allí empezará a relacionarse con otras personas mayores que también se encuentran “alojados” en la residencia.

Lo primero que hay que decir es que Paco Roca es uno de los mayores genios con los que cuenta el mundo de la Novela Gráfica autóctona, y esta Novela Gráfica es una excelente muestra de a qué se debe ese reconocimiento. El argumento se encuentra muy bien construido, narrando la historia combinando más que acertadamente una variedad de registros.

El autor cuenta un relato lleno de emotividad, con pinceladas de tristeza, pero también con muestras de compañerismo y de amor. Es un error pensar que “Arrugas” es únicamente una historia acerca del Alzheimer y de esa enfermedad. Si, es una parte muy importante del argumento y sirve como arranque e hilo conductor de la historia. Es más, se trata de un tema tratado con acierto, transmitiendo al lector una sensación de congoja ante las vicisitudes de Emilio y su enfermedad.

Pero lo que quiero decir, es que esta obra ahonda en mucho más. El contexto de la vida en la residencia de ancianos permite mostrar toda una variedad de situaciones propios de la tercera edad tales como el amor a esa edad y lo que supone envejecer junto a alguien, con la fidelidad  hacia la pareja como base. No sólo eso, sino que la amistad  y lealtad entre ancianos da buenos frutos en “Arrugas”.

Se nos muestra además todo un excelente reparto de secundarios que da variedad a la historia, siendo de especial relevancia Miguel, el compañero de habitación de Emilio, cuya picaresca aporta salero e ingenio a la trama. Por supuesto, hay muchos más personajes de reparto, pero os invito a descubrirlos por vosotros mismos. Merece la pena conocerlos a ellos y a las características que los hacen especiales.







Un punto importante a destacar es que pese a que se trata de un tema muy doloroso en lo que respecta tanto al propio afectado como a sus familiares como a sus seres queridos, el autor no impregna toda la historia con un tono pesimista (aunque algunos pasajes realmente lo son), sino que también sabe dar vitalidad y algo de buen humor a “Arrugas”. Es todo un acierto el no haber invadido la obra únicamente con un sentimiento negativo perenne.

Eso sí, no es equivoquéis. Esto no es una comedia. Es una historia desgarradora, que llega al alma y emociona al público que la lee. No olvidemos que el Alzheimer es un asunto delicado. Leyendo esta Novela Gráfica, es muy fácil emocionarse y sentir un nudo en la garganta, padeciendo sentimiento de congoja ante muchas de las situaciones descritas.

Realmente “Arrugas” es un cómic que se lee con los ojos, pero lo que sientes es a través del corazón. A más de uno, se le pueden empañar los mismos, viviendo emociones a flor de piel. Por eso, Paco Roca se merece un reconocimiento por saber acompañar estas sensaciones junto a dosis de buen humor y personajes entrañables.

En cuanto al dibujo, el autor realiza unas planchas realmente bellas, con un tono ligeramente caricaturesco pero no exageradamente deforme y sin que dé lugar a una obra paródica.

Las páginas de la obra destilan belleza plástica, contando con un estilo aguado y con unas páginas con cierto tono otoñal (clara simbología del contexto de tercera edad que es el eje de este tebeo). A destacar también el enorme nivel de la narrativa visual de Roca.

En conclusión, es imprescindible el leer “Arrugas”, una Novela Gráfica que debería estar en toda biblioteca y estantería que se precie. Deja en el lector un poso con sensaciones encontradas y agridulces, su buen humor hace que el impacto conseguido sea aún más logrado. Una Obra Maestra.






No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada