30 abr. 2014

LA LIGA DE LA JUSTICIA DE AMÉRICA: LA SENDA DEL TORNADO


A las buenas. Pues hoy voy a comentar unos cómics que causaron cierta polémica, ya que fueron denostados por parte del público. No obstante como a un servidor le encantan estos tebeos, allá voy con mi reseña de “La liga de la justicia de América: la Senda del Tornado”.







Este tomo contiene los números 0 a 7 de Justice League of America, publicados en los USA por DC Comics en los años 2006 y 2007. Estos cómics ya fueron editados en 2007 en grapa por Planeta De Agostini, sin embargo la edición aquí reseñada es la publicada por ECC en Noviembre del 2013, en un tomo único de tapa blanda.

Los autores de este cómic son Brad Meltzer al guión y Ed Benes al dibujo. Aunque hay que tener presente que en el número 0 participan otros dibujantes como Kevin Maguire, George Perez, Dick Giordiano, Jim Lee, Tony Harris, Phil Jimenez, o Adam Kubert, entre muchos otros.

El argumento de estos tebeos nos cuenta la reunificación de la Liga de la Justicia, tras un año de ausencia del supergrupo, tras disolverse este antes de Crisis Infinita, al descubrirse que varios miembros de la Liga habían trastocado la mente de algunos supervillanos, e incluso la de algún miembro del grupo, como Batman.

Tras escribir en años anteriores obras impecables para un servidor como su breve etapa en Green Arrow o la excelente Crisis de identidad, Meltzer se había caracterizado por tratar de forma muy humana a los personajes. Los trataba como viejos amigos dotados de personalidades muy bien definidas. Demostró ser un gran conocedor del universo DC, poseyendo un conocimiento enciclopédico del mismo. Pero escribiendo desde el corazón.

“La senda del tornado” hace hincapié en los temas mostrados en sus trabajos anteriores y el guionista fue continuista en su afán de dotar de humanidad a la Liga de la Justicia. Por supuesto, sus grandes conocimientos sobre los personajes estaban en sus guiones para estos cómics, trabajando desde una perspectiva intimista. No quiere decir eso que dejase de lado la acción, ni muchísimo menos. Hay momentos realmente épicos. Pero lo que prima en estas páginas es la interacción entre los personajes.








En efecto, si por algo destacan estos números es por la brillantez con la que están escritos, creando una sensación de camarería entre los diversos héroes que se pasean por estas páginas. Meltzer reserva para todos y cada uno de ellos algún momento para el recuerdo, tanto juntos como por separado. La reacción de Hal Jordan cuando Roy Harper toma su nueva identidad, la votación secreta que realizan Superman y Wonder Woman, la angustia de Tornado Rojo al enfrentarse ante el villano de la historia… Decir que son momentos inmensamente bien escritos y para el recuerdo, es decir poco.

En la relectura de estos cómics, le he advertido algún pequeño defecto de ritmo. Un ejemplo es que se prolonga durante demasiado tiempo la estancia en la cueva de Superman, Batman y Wonder Woman… Pero vaya, es un mal menor porque sin duda alguna este guionista es uno de los que mejor ha sabido plasmar en papel la grandeza, con una capa de humanidad, de la Liga y verlos elegir posibles miembros para el grupo es todo un gozo.

No obstante, las virtudes sobresalen por encima de esos nimios problemas que pueda tener el guion. Es todo un placer de los dioses llegar a coger tanto cariño a unos personajes icónicos y el poder empatizar con ellos cuando se lee esta saga. Particularmente, el número donde Tornado Rojo se enfrenta al villano sorpresa de la historia y este empieza a apalizarle, es para un servidor de lo mejorcito que se ha escrito en género superheroico. Llegar a simpatizar con un personaje como Tornado y temer por su vida es todo un logro. Las pase putas padeciendo por la posible (no diré si se acaba produciendo o no) muerte de ese superhéroe.

Mención aparte merece el número 0 donde se realiza un recorrido por el pasado y el futuro del equipo. Un inciso hay que aclarar que tras Crisis Infinita se reescribió de nuevo la continuidad del Universo DC y la trinidad formada por Superman, Batman y Wonder Woman volvió a incluirse al completo como fundadores de la Liga de la Justicia. Pues bien los flashbacks nos permitían observar una nueva perspectiva sobre algunos momentos míticos vividos (como el origen del grupo o reacciones al gracioso ejemplar donde Batman noqueó a Guy Gardner).No sólo eso, ya que también visitaríamos varios momentos clave del futuro, algunos de los cuales pudimos ver cumplidos en los años sucesivos, aunque previos al reboot de New 52 (no quiero spoilear mucho, pero por citar un ejemplo nombraré la muerte de Jonathan Kent, la cual sucedió un par de años después de publicarse este cómic).







En lo que se refiere al dibujo, Ed Benes realiza en estas planchas el mejor trabajo de su carrera. Su arte es sumamente espectacular y las páginas de acción son toda una delicia. Y el que unos dibujos sean visualmente vistosos y coloristas es lo idóneo para una serie como la Liga de la Justicia.

Particularmente he de reconocer que me encantan sus versiones de Green Lantern, Batman, Canario Negro y Superman que realiza este artista. Entre otros muchos de los personajes ilustrados por Benes, puesto que su diseño y puesta en movimiento es sumamente sensacional.

El broche de oro es el ya mencionado número 0, colaborando artistas como Dick Giordiano, George Perez o Kevin Maguire, entre otros muchos. Ni que decir tiene que estos nombres son los de dibujantes consagrados que han realizado algunas de las mejores planchas de la historia del cómic.

En conclusión, para mi menda este tomo es uno de los grandes tebeos de la Liga de la Justicia y merece la pena ser leído por todos sus fans. No solo eso, sino por los amantes del Universo DC en general. Incluso por aquellos que jamás han leído un cómic de estos personajes. Con esta obra pasarán a ser seguidores suyos de por vida.






No hay comentarios:

Publicar un comentario