6 oct. 2011

CAPITÁN AMÉRICA: EL HIJO CAÍDO


A las buenas. Hoy me gustaría recomendaros la lectura de un tomo que recientemente ha reeditado Panini en Septiembre del 2011 en formato Marvel Deluxe. Me refiero a “Capitán América: El Hijo Caido”.










Este volumen contiene el especial “Civil War: The Confession”, obra de Bendis como guionista y Alex Maleev como dibujante; unas páginas del Nº 25 de Captain America realizadas por Ed Brubaker al guión y Steve Epting al dibujo; y los cinco números de la serie limitada “Fallen Son: The death of the Captain America”, guionizada por Jeph Loeb y donde cada número de la misma está dibujado por un artista distinto: Yu, Mc Guiness, Romita Jr., Finch y Cassaday son los elegidos. Todo este material fue publicado por Marvel entre Mayo y Agosto del 2007.

Esta edición se diferencia de la lanzada por Panini en tapa blanda hace unos años en que, además de tener mejor formato en tapa dura, incluye al completo el cómic de “Civil War: The Confession”, ya que en la edición anterior únicamente se incluía la parte final de la historia. Ni que decir tiene, que prefiero el actual volumen recopilatorio, ya que así queda más completo. Tiene más sentido la formulación de la respuesta de Iron Man si nos ofrecen también la lectura de la pregunta del Capitán América.

Este tomo supone el homenaje realizado por los personajes del Universo Marvel a Steve Rogers, tras ser asesinado en los días póstumos a la Civil War. Panini ha tenido el buen ojo de incluir la serie limitada principal, en la que se da repaso a los cinco estados por los que van pasando diversos de ánimo: Negación, Ira, Negociación, Depresión y Aceptación, las páginas de la serie del Capi donde muere; además de un epilogo a Civil War en el que magistralmente se analiza si la guerra mereció la pena…

Mucho se ha hablado de los guiones de Loeb y, por lo general, ha sido un guionista muy vilipendiado por la crítica. No obstante, hay que reconocer que en este volumen lo ha escrito en estado de gracia. Lamentablemente, el guionista sufrió la pérdida de un hijo, por lo que tristemente ha experimentado de primera mano los sentimientos que se tienen en dicha situación, lo que le ha servido para aumentar la empatía y la identificación con los personajes de esta historia.










El lector lee este volumen con angustia en el pecho, pues la tridimensionalidad inunda la obra, traspasando los sentimientos las viñetas del tebeo. Tiene buen ritmo, sentimiento y buena caracterización. Es un tomo muy sólido que se encuentra muy bien estructurado. La división de un episodio por estado emocional, le ha sentado muy bien y permite que se puedan reflejar mejor las sensaciones emitidas por los personajes. 

En cuanto al dibujo, si una cosa define a Loeb es su capacidad para poder juntarse con dibujantes superestrellas, cosa que se puede seguir viendo en este tomo. Cada uno de los dibujantes cumple su parte a la perfección. Parece como si para la elaboración de esta historia, hubiesen dado lo mejor de si, para acompañar al soberbio trabajo de Loeb. 

Me gustaría decir que he leído multitud de comics tratando la muerte de héroes, pero quizás, a día de hoy, este, junto a la mítica muerte de Gwen Stacy, sea de los mejores que he leído.  Porque ahora la situación del Capi sea otra, no dejéis pasar esta magnifica reedición de “Hijo Caído”. Es uno de esos volúmenes que se releen constantemente con sumo agrado. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada