13 oct. 2011

SUPERMAN Nº 53

A las buenas. Ahora me gustaría hablar de un cómic que me ha gustado bastante, el Superman Nº 53, editado por Planeta De Agostini en Octubre del 2011 conteniendo los números 705 y 706 USA de Superman, publicados por DC Comic en los USA en Enero y Febrero del 2011. 











Los autores son Straczynki como guionista y Wellington Dias con Eddy Barrows como dibujantes en los que respecta al número 705, mientras que el 706 corre a cargo de G. Willow Wilson como guionista y Amilcar Pina como dibujante.

En este ejemplar, Superman continúa su periplo por América, dejando de lado por un tiempo reencontrándose con su lado más humano, como así se refleja en las tramas presentadas. En el primer número un niño y su madre son  maltratados por el padre de familia, mientras que en el segundo un medio periodístico de Internet anda difundiendo noticias acerca de sobornos realizados por el Daily Planet a Superman para conseguir sus exclusivas, por no mencionar ciertos rumores de una relación extramarital llevada a cabo por Lois Lane con el Hombre de Acero.

Hay que decir que los números de Straczynski en Superman se han llevado muchas criticas. Comparto algunas de ellas como que fuese tan irresponsable de abandonar la serie a las primeras de cambio. Sin embargo confieso que me lo estoy pasando genial con la saga de “En los pies en la Tierra”. Una de las maravillas de la industria del cómic es que los personajes son tridimensionales y a uno de tanta enjundia como el Hombre de Acero permite un enfoque lleno de acción como el de la recién finiquitada saga de “Nuevo Krypton” como unos argumentos más intimistas como los aquí presentados.

De verás que cuando estás leyendo, por ejemplo, el argumento del maltratador, tienes un nudo en el estomago, viendo por donde van los tiros. No es la primera vez que se trata el tema de los maltratos en el comic, a bote pronto recuerdo un número de Spawn y han sido muy importantes en la serie de Hulk, pero siempre es de agradecer que se produzcan historias con temas sociales como el presente. Por no mencionar que si lo que pretendía el guionista era humanizar al personaje lo ha conseguido y con nota.












Acerca del segundo relato del tebeo, he de decir que me ha resultado muy estimulante el leer una historieta acerca del mal que puede causar la información o desinformación de la Red. Es algo que ha revolucionado los medios de comunicación y se ha visto muy bien plasmado en este cómic. Por ponerle algún punto negativo, me ha dado la impresión que  SPOILER Perry White ha sido retratado muy blandito en esta historia. Yo hubiese acabado el argumento con  el editor del Planet denunciando al de la web, no ofreciéndole trabajo FIN DEL SPOILER.

Sobre el dibujo, si bien no es el punto fuerte del tebeo, por lo menos se trata en ambos casos de dibujantes correctos. No destacan especialmente en su labor, pero tampoco estorban. Es más cumplen, como buenos artesanos, de forma correcta. Sin muchos alardes, son los típicos dibujantes que no te hacen seguir una serie pero tampoco te incitan a abandonarla.

Si acaso he decir que Barrows me pareció más suelto y espectacular en Superman: La Noche Más Oscura, pero bien es cierto que se trataba de un cómic con más escenas de acción, por lo que se podía lucir más. Sin embargo, insisto en que este es un tebeo en el que lo que más importa es el guión.

En resumen, si os apetece leer unas historias que profundizan en el lado más humano de Superman, este es vuestro cómic. A mi particularmente me han encantado.










No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada