28 oct. 2011

NUEVOS MUTANTES FOREVER: LA CAÍDA DE NUEVA ROMA



A las buenas. Para completar el recorrido actual de los Nuevos Mutantes, ya que hace poco comente su serie actual y en el último post que hice trate algunas de sus historias más clásicas, ahora voy a hacer un término medio. Es decir, toca reseña del Nuevos Mutantes Forever.










Este tomo ha sido editado en España de mano de Panini en Septiembre de 2011, conteniendo los cinco cuadernos de la serie limitada de “New Mutants Forever”, publicados por Marvel Comics entre Octubre de 2010 y Febrero del 2011. Además, como añadido de lujo Panini ha tenido el detallazo de incluir los “New Mutants” números 53 y 54, con fecha de salida de Julio y Agosto de 1987.

Los autores de estos tebeos son Chris Claremont como guionista de toda la obra, mientras que los dibujantes son Al Rios y Bob Mc Cleod ocupándose de la serie limitada “Forever” y Rick Leonardi y Sal Buscema dibujando los números clásicos.

Voy a explicotear en que consiste la línea Forever para los que no lo sepan. Hace años, Marvel dio a Claremont un regalito, la posibilidad de continuar escribiendo las series de mutantes allí donde lo dejó en la década de los noventa. Así las cosas, el primer número de su X-Men Forever era continuación del X-Men Nº 3, el último que escribió el Patriarca Mutante hace tres lustros. Pues bien, Nuevos Mutantes Forever sigue la tradición y nos cuenta que argumentos, teóricamente, hubiese seguido la serie de los Nuevos Mutantes si Claremont no la hubiese dejado en el Nº 54 USA.

En este contexto tenemos a los Nuevos Mutantes  SPOILER como invitados del Club Fuego Infernal, marchandose pronto a Nueva Roma, donde un viejo enemigo de otro rincñon del Universo Marvel está haciendo de las suyas. Por cierto ese detalle de quien es el enemigo principal de la trama, chirria mucho, ya que se supone que estaba muerto en los años en que está ambientada la historia. FIN DE SPOILER

Para ser sincero, he de reconocer que este tomito me ha defraudado un poco, aunque sigue siendo al menos una lectura pasable. Así como Claremont me ha cautivado con los X-Men Forever, donde da más la sensación de que el que tuvo, retuvo. En la serie Forever que nos ocupa, se limita a salir del paso con una historia que daba para menos números, alargando innecesariamente la trama. Por no mencionar que el argumento lo veo un poco trillado.











Pero como punto positivo, es que Claremont sigue conservando algo de su maestría, salvándose el guión por la estupenda caracterización de los personajes, que conservan el encanto de los tiempos pasados. Además, algunos trozos del cómic siguen teniendo ese sabor añejo que disfrutarán los más clasicotes. Con todo, sorprende negativamente que me haya gustado más la relectura de los dos episodios ochenteros que sirven de prólogo a la historia y que ya he comentado que van incluidos en la edición española.

En cuanto al dibujo, está muy bien. Es de esos que entran por los ojos y enamoran al lector. Claremont ha sabido tener por regla general (hay excepciones claras) buen ojo con sus dibujantes y Ríos da la talla. En especial han sido de mi agrado las escenas de acción, a las que el artista ha dotado de dinamismo. No tan convincente me resulta en las cotidianas, pero por lo menos no ofende a la vista.

En conclusión: este es un tomo para completistas. Para fans incondicionales de Claremont y para seguidores acérrimos de los Nuevos Mutantes; aunque para los nostálgicos del grupo recomiendo antes que se hagan con la serie moderna de los nuevos mutis, que es mucho mejor que este revival. 








No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada