11 ene. 2011

CAPITÁN AMÉRICA DE ROGER STERN Y JOHN BYRNE

A continuación, voy a recomendar una de las etapas más y mejor recordadas del Capitán América: la de Roger Stern y John Byrne. O lo que es lo mismo, los números 247 a 255 del Vol.1 USA de Captain America (con fecha de publicación de Julio de 1980 a Marzo de 1981).



En España, hacerse con estos cómics, es tarea fácil, pues han sido editados nada más y nada menos que en 4 ocasiones: en los números 11 a 16 del Vol. 1 Forum del personaje, en un tomo de Obras Maestras de Forum, y ya de la mano de Panini, en 2 tomos de Marvel Gold, y en una entrega del reciente coleccionable de Marvel Héroes.

Roger Stern es un guionista cuya carrera se ha caracterizado por pasar por un título, y dejarlo mejor que como estaba, especializándose en arreglar y jugar con la continuidad, y lo que es más importante, añadiendo su granito de arena, como se puede comprobar en sus trabajos en series como Peter Parker, the  Spectacular Spider-Man, Amazing Spider-Man, Avengers. Etc.

Mientras que John Byrne es uno de los autores más importantes del panorama del comic book estadounidense, siendo uno de los dibujantes y autores completos que más relevancia ha tenido en el comic de superhéroes, pasando su arte por series como Un canny X-Men, Avengers, Fantastic Four, etc.

La combinación de estos  dos autores solo podia dar como resultado unos cómics que se grabaran a fuego en la mente de los lectores, como así ocurrió.

En solo un puñado de historias, ha quedado plasmada como una de las mejores etapas del Capi (con permiso de Steve Englehart o Mark Waid).




Si bien en sus páginas podemos encontrar míticos enfrentamientos con Mr. Hyde, Batroc o el Forjador de Máquinas, no es eso por lo que estos tebeos son recordados, sino principalmente por el número donde se plantea la posibilidad de que el Capitán América pueda presentarse a candidato a la presidencia de Estados Unidos.

Me niego a dar aquí la respuesta, tan solo debo decir que es una de las mejores historias que he tenido el placer de leer sobre, el Capi, donde queda perfectamente reflejados sus ideales, y lo que significa realmente ser el Capitán América.

No menos mítica es la historia del Barón Sangre, una aventura en la que el género de los superhéroes y el de terror, convergen en esta historia de vampiros. No me equivoco si digo que la resolución del enfrentamiento final es una de esas que no se olvidan, por la crudeza que tiene, y de forma explicita, bordeando los límites del Comics Code Authority.

También quisiera destacar el último número donde colaboraron ambos, el cual es una recreación del origen del Capi, y a mi juicio, es el mejor de todas las versiones que he leído.


No quisiera dejar de decir, que los autores jugaron además con Steve Rogers y sus personajes secundarios, creando incluso a Bernie Roshental, quién sería durante mucho un personaje habitual en la serie.

El tándem Stern/Byrne tuvo que abandonar la serie tras apenas 9 números, por diferencias creativas con los editores, sobre la duración de una saga que estaban preparando con Cráneo Rojo como antagonista, pero siempre nos quedarán los pocos pero gloriosos episodios de los que se ocuparon.


No hay comentarios:

Publicar un comentario