21 ene. 2011

DAREDEVIL: EL HOMBRE SIN MIEDO

Si el origen de Daredevil, el Hombre sin miedo, había sido contado y recontado en varias ocasiones, como en el Nº 1, en el Nº 53 y en el Nº 164 USA, hay una actualización que se diferencia de las demás, y esa es la serie limitada de 5 números  publicados en USA a lo largo de 1994, titulada  “Daredevil. The Man Without Fear” (Daredevil: El Hombre sin Miedo).






Dicha historia ha sido publicada en España en dos ocasiones: la primera de mano de Forum en un tomo de la colección “One Shot”, en tapa blanda, y otra por parte de Panini en un volumen de tapa dura, dentro de la colección “Best of Marvel Essentials”.

Antes he mentido. Hay algo que tienen en común el Nº 164 USA de Daredevil y la presente serie limitada, y es que en ambos cómics participa Frank Miller, uno de los mayores genios del mundo del Cómic, autor de Obras Maestras consagradas como Batman: Año Uno, Ronin o Batman: Dark Knight Returns.

Pero hay que tener presente que en el mencionado Nº 164 USA, Miller se limitaba a ilustrar una reinterpretación relativamente fiel del Nº 1 USA de la serie, guionizada por Roger McKenzie, en “The Man Without Fear”, se da la vuelta a la tortilla, y Frank Miller se ocupa del guión, dibujando John Romita Jr., otro de los monstruos del cómic.






En esta ocasión, Miller no se limita a volver a contar lo narrado en el origen clásico del personaje, sino que lo expande, lo reinterpreta, lo enriquece, haciendo juego de lo que se conoce como “retrocontinuidad” (esto es, añadir elementos de nuevo cuño pertenecientes al pasado, pero haciendo como que siempre han estado allí.)

Se crea un trasfondo nuevo para el personaje, incorporando elementos que ya había tratado en su previo paso por la serie regular de Daredevil, como es la presencia de Stick (creación del autor, haciendo uso de la mencionada retrocontinuidad), Kingpin, o incluso, se atreve a rizar el rizo, recontando el origen de Elektra, personaje fetiche de Miller.

Todos los elementos reconocibles en un cómic de Miller (del Miller de la época, aclaro) están presentes en la atmósfera de la serie limitada: los personajes duros, las frases lapidarias y contundentes, el ahondar en la psicología de sus criaturas, sus enormes (en todos los sentidos) cuadros de texto que nos meten dentro de la cabeza de los personajes del cómic, quienes dejan de ser eso y se convierten en personas reales.






Los dibujos de John Romita Jr. son los idóneos para la historia. Sabe plasmar la dureza de las calles, invistiéndolas de la suciedad que requieren las historias urbanas de Miller, pero a la vez, saber dotar de la belleza y pureza aquellas escenas que así lo necesitan, como Matt y Elektra en la nieve.

Romita Jr. es un excelente narrador, de los que destilan arte por los cuatro costados, y conjuga a la vez el saber contar una historia y el hacerlo con espectacularidad, como puede dar fe cualquiera que se asome a las páginas de esta obra. Y si lo que cuenta es una historia con guión de Miller, el resultado es una Obra Maestra.

En resumen, este cómic es uno de los grandes de la Marvel, y es recomendable para cualquier lector, sobretodo para aquellos que gusten de un cómic de superhéroes sin superhéroes.







2 comentarios:

  1. Daredevil es uno de esos personajes que encuentro interesantisimos pero que no me acaban de gustar, personaje de historia interesante poderes interesantes, enemigos y aliados interesantes (bullseye y elektra,me pasa igual con los dos)... me gusta pero no me convence, no se si me explico.

    ResponderEliminar
  2. Si, te he entendido. Te gusta el personaje, sus poderes y sus personajes secundarios; pero en cambio, no te acaba de gustar las historias en las que se ven envueltos.

    Te recomiendo que te leas este tomo, la etapa de Miller o si quieres algo más reciente, los números guionizados por Bendis. Lo mismo con este material, te gusta más :)

    ResponderEliminar