24 ene. 2011

FLASH: AÑO UNO

Me gustaría recomendaros una de mis sagas favoritas de Flash. Me refiero a Flash: Año Uno (también conocida como “Nacido para Correr”).






Esta saga se desarrolló en los números 62 a 65 del vol.2 USA de Flash (números publicados a lo largo de 1992). En España se encuentran editados formando parte del primer tomo de Universo Dc Flash: Nº 1, tomo aparecido en Julio del 2008.

Es importante decir que en el mencionado libro de Universo DC, además de esa saga, salía mucho más material: los Flash Vol. 2 66 a 71, los Green Lantern 30  y 31 (forman parte de un crossover), el especial “The life story of Flash”, el “Flash 50 Anniversay Special” y extractos del “Flash:Secret Files & Origin” 1 USA. Cabe mencionar que los Universo DC ofrecen cientos de paáginas de lectura aunque son de tamaño algo más reducido que un cómic convencional. No obstante, se leen aceptablemente bien. 

Los autores de la historia son Mark Waid al guión, quien en estos episodios (dejando aparte un anual que era un crossover con Armaggedon 2001) empezó su larga colaboración con Flash, y Greg Larocque al dibujo.






Esta saga nos cuenta el modo en que Wally West adquirió sus poderes de supervelocidad, y sus primeros pasos de ayudante juvenil junto al Flas titular de aquellos momentos, Barry Allen. Además, se nos cuenta las peculiares relaciones familiares que tenía Wally con los suyos.

Bajo esta premisa tan escueta y al mismo tiempo tan simple de definir, nos encontramos con unos episodios que son cruciales en la trayectoria del personaje, tanto por el recuento del origen como por el importante y detallado análisis de cómo piensa Wally, con además, una propina en forma de exploración por todo el entorno familiar que le rodea. En especial, de sus sentimientos por su Tía Iris, su padre y la comparativa entre sus peripecias en Central City y su pueblo natal, Blue Valley.

Es curioso además, el simpático gesto de conocer la diferencia de opinión que tiene Wally acerca de Barry Allen y de Flash, siendo ambos la misma persona. Por no mencionar el importantísimo detalle acerca de cómo Barry podría estar más relacionado de lo que se piensa con el origen de Kid Flash…






Mark Waid es uno de los guionistas más ligados a la leyenda de Flash permaneciendo (periodos de descanso en que tomaron las riendas otros guionista, como Mark Millar y Morrison, aparte) prácticamente un centenar de números en la serie, hasta el 159 USA.

Su paso por la colección fue decisivo para hacer crecer el personaje de Wally, haciendo creíble el paso de hacerlo evolucionar de un personaje egocéntrico, mujeriego y algo bufón al mejor portador del manto de Flash. En su larga estancia en la serie, lo supo rodear de un núcleo de  personajes secundarios, además de nutrir y enriquecer la mitología del velocista escarlata con un concepto desde entonces tan ligado a él como “La Fuerza de la Velocidad”. Todo esto con un estilo narrativo que aúna lo clásico con lo moderno. En mi modesta opinión su étapa en Flash es, junto a la de mi adorado Geoff Johns, la mejor del personaje.

Pues bien, todo este buen hacer de Waid esta presente en esta saga, donde ya desde la primera página, nos mete en la cabeza de Wally, haciéndonos conocedores de cómo es, quién es y como actúa.  Se nota amor por Flash, puesto que el guionista realiza en esta serie uno de sus mejores trabajos.






En cuanto al dibujo, siendo sinceros, es más correcto y poco más, no siendo especialmente brillante, pero bueno. Lo importante en esta historia es el guión, y el dibujo por lo menos cumple y es funcional. Posteriormente, si que pasarían por la serie grandes dibujantes como Carlos Pachaco, Salvador Larroca, Oscar Jiménez, etc.

En resumen, tenéis mi más encarecida  recomendación para haceros, no sólo con este primer volumen de Universo DC: Flash, sino con los 7 que recopilan la étapa entera de Waid en Flash, y que descubráis de primera mano como esta serie (en una época en la que predominaban los heroes oscuros y violentos, además del dibujo por encima del guión) fue todo un soplo de aire fresco en el mercado, y una auténtica maravilla que trajo de vuelta el clasicismo al cómic de superhéroes.







 

2 comentarios:

  1. Flash me gusta,así que intentaré hacerme con este comic.(Y de paso me pillo el Flash:renacimiento).

    ResponderEliminar
  2. Pues es una muy buena elección. Los 7 tomos de Universo DC: Flash, son imprescindibles, me parecen una obra fundamental dentro del cómic de superhéroes.

    Y el Flash: Renacimiento, ( que próximamente tengo previsto reseñar), también merece la pena.

    ResponderEliminar