9 ene. 2011

FLASH/GREEN LANTERN: THE BRAVE AND THE BOLD

Pues hoy me gustaría reseñar otro de esos cómics que tengo la sensación de que pese a su calidad, pasaron desapercibidos: la miniserie  Flash/Gren Lantern: The Brave and the Bold.




Publicada en España con fecha de Julio de 2007  en tomo unitario con ese mismo titulo, esta historia esta guionizada por Mark Waid y Tom Peyer al alimón, mientras que de la parte gráfica se ocupa Barry Kitson, con la participación de Tom Grindberg en uno de los episodios.

El titulo de la miniserie, es claramente un homenaje a la legendaria serie de DC  donde hacían equipo una pareja (o más) de superhéroes. (Aunque durante mucho tiempo Batman fue uno de los protagonistas fijos de la serie).

El tema central de la historia es la amistad existente entre Flash (Barry Allen) y Green Lantern (Hal Jordan), y como evoluciona esta a lo largo de los años, en el lapso de tiempo que cubriría la unión de ambos héroes la Liga de la Justicia, hasta meses antes del Juicio de Barry Allen y Crisis en Tierras Infinitas.


Cada uno de los episodios en los que se divide la trama, esta ambientado en una época diferente, abarcando varios periodos relevantes para ambos personajes: la Edad de Plata, cuando Flash adopto como ayudante juvenil a Kid Flash (¡que en esta número se convierte en Kid Lantern!), cuándo Hal Jordan se dedicó a recorrer América junto a Green Arrow ( en un ejemplar que emula los dibujos del maestro Neal Adams), cuando Barry perdio a Iris West….

No faltan los invitados especiales, como los ya mencionados Kid Flash (Lantern) o Green Arrow, así como el Flash y el Green  Lantern de la Edad de Oro.

Es un comic donde cada historia es independiente, teniendo como nexo de unión la amistad entre Hal y Barry y su evolución, siendo ese el telón de fondo de la historia.

Cada uno de los números rinde homenaje a la época en la que se ambienta, por ejemplo, en los números de la edad de plata (era frecuente que se encontrasen como invitados especiales el uno en la serie del otro, en aquellos tiempos) encontramos rasgos de los cómics DC de esa época, como la división de ese número en pequeños episodios, los enemigos son identificables como prototipos de esa década….




A destacar el episodio donde Grindberg participa, donde el estilo y la influencia de Neal Adams queda patente.

Sin embargo las estrellas son los guionistas, Waid y Peyer, con su bello retrato de la amistad entre los protagonistas. Las dos últimas páginas del tomo, son dos de las mejores que he leido en mi vida de ambos personajes.

Es todo un acierto que Geoff Johns esté en la actualidad (desde que Barry volviese en Crisis Final) profundizando en la relación entre ambos personajes, tanto en Flash Rebirth, como en la Noche más Oscura, y en los actuales números USA de las series de Flash y Green Lantern.



Me gustaría dedicar esta entrada del blog a Noel, gran fan de los dos superhéroes.

4 comentarios:

  1. La leí como casi todo lo de Waid y la disfruté. Leyendo tu reseña me entran ganas de regresar y releer.

    ResponderEliminar
  2. Por experiencia propia, te dire que de esos comics que ganan algo con cada relectura, asi que te recomiendo que lo hagas :)

    ResponderEliminar
  3. Yo lo leí hace tiempo y me gustó bastante, pero lo que me ha llegado al alma es lo de que es un acierto de Johns volver a tratar la amistad entre ambos personajes...

    NO.

    No es un acierto, porque para ello ha tenido que resucitarlos a ambos. Si lo hubiera hecho mediante flashbacks, números ambientados en el pasado (como esta misma limited) o similares... pues bien va, pero tal como está hecho, ni de coña.

    ResponderEliminar
  4. Gracias por participar, Er!

    Soy el primero que opina que Barry Allen nunca debió resucitar, y así lo he expresado siempre, por ejemplo en el Flash Museum.

    Pero en el contexto de tener ya a Barry resucitado (no la acción de hacerlo resucitar) considero que es un acierto el seguir tratando en la actualidad la amistad entre él y Hal Jordan.

    Seria un error el tener a ambos personajes en activo e ignorar la relación existente entre ambos.

    Eso si, coincido en que hubiese sido mejor dejar a Barry muerto, y explorar la amistad entre ellos dos, en comics ambientados en el pasado.

    ResponderEliminar