19 feb. 2012

HAUNT TOMO 1


Hoy voy a reseñar el primer tomo de una nueva serie que ha arrancado con fuerza y sería una lástima que pasase desapercibida. Empecemos pues con Haunt, cuyo primer volumen ha sido editado por Planeta De Agostini en Noviembre del 2010, conteniendo los seis primeros números de la colección, publicados por Image durante 2010.





Robert Kirkman y Todd Mc Farlane son los creadores del personaje. El primero se encarga de guionizar la serie, mientras que, en este primer volumen, Ryan Ottley y Greg Capullo son los dibujantes de la serie. Capullo es el compositor de las páginas, mientras que Ottley es dibujante per se de las mismas.
La historia, la apasionante historia, es la de dos hermanos muy distintos entre sí, al menos a priori y a simple vista. Uno es cura, mientas que el otro era una suerte de agente encubierto de operaciones secretas. Nótese que he dicho “es” y “era”, respectivamente. El caso es que por avatares del destino los dos hermanos acaban más unidos que nunca, gracias a la creación de “Haunt”, un nuevo antihéroe metido de lleno en el mundo del espionaje y de las operaciones secretas. Para colmo de la truculencia, ambos comparten un triangulo amoroso de lo más truculento.
Que Robert Kirkman es uno de los mejores guionistas del medio es algo que cualquier fan puede atestiguar leyendo su producción: Invencible, Muertos Vivientes, etc. Ahora viene a sumar un nuevo triunfo creativo con el espectacular arranque de esta colección. La acción desbocada, las intrigas de espionaje, las traiciones, los misterios, la relación entre los hermanos y hasta el punto de interés de la parte romántica de la colección hacen una mezcla explosiva que es capaz de contentar a cualquier fan




Me gustaría destacar como Kirkman es capaz de coger, presentar a personajes nuevos y lograr que los lectores enseguida nos familiaricemos con ellos y queramos saber más de sus vidas y conocer cómo evolucionan sus entramados. Eso es todo un elogio para cualquier creador.
En cuanto el dibujo, me parece remarcable que se note en las planchas tanto la mano de Ottley como la de Capullo. Cualquier fan de ambos dibujantes tiene motivos para sentirse satisfecho. La oscura ambientación de la historia, tiene su fiel reflejo en unas páginas que juegan perfectamente con el tono sucio que “Haunt” pide a gritos.
No sólo eso, ya que la narración es sorprendentemente buena, además de muy bien llevadas las páginas de acción. Si juntamos todos los elementos descritos, no cabe ninguna duda de que la parte gráfica cumple perfectamente su cometido.
En conclusión, tanto la parte escrita como la gráfica de “Haunt” son insuperables. Me gustaría romper una lanza a favor de la colección y pediros que le deis una oportunidad, ya que merece muchísimo la pena. A mí personalmente me ha fascinado… y no tardare en leerme el segundo tomo de este apasionante nuevo personaje.




No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada