27 feb. 2012

SPIDERMAN / IRON MAN: EL REGRESO DE MATANZA


Pues hoy tengo una reseña que se me va a hacer un tanto difícil de hacer. Me refiero al tomo Spiderman / Iron Man: El Regreso de Matanza, obra de Zeb Wells al guión y de Clayton Crain al dibujo.






Este volumen ha sido editado por Panini en Febrero de 2012, conteniendo los cinco números USA de la serie limitada “Carnage”, publicada en su país de origen por Marvel de forma bimestral entre Diciembre de 2010 y Agosto de 2011.
El argumento, como el mismo título de la historia dice, nos cuenta el regreso de Matanza. Tras pasar año (tiempo real, no Marvel) vagando en el espacio tras su encuentro con el Vigía en los primerísimos números de los Nuevos Vengadores, Matanza se dispone a dar guerra de nuevo, ayudado de varios de sus antiguos adláteres, tales como el Doble de Spiderman o Grito. Serán nuestro amistoso vecino Spiderman e Iron Man los encargados de pararles los pies.
La historia tiene bastantes ecos de “Matanza Máxima”, pero que nadie se lleve las manos a la cabeza. Recuerda bastante a esa saga, si. ¿Pero tiene la calidad de la misma? Gracias a Odín, no. Este tomito es mucho más entretenido que la saga noventera de marras y supone una vuelta de tuerca más que interesante.
Lo que me produce sensaciones encontradas es que la obra está correcta y sirve para entretener, de eso no cabe ninguna duda. Pero como fan que soy tanto de Spiderman como de Iron Man, me queda el regusto que por muy bien que este, no se encuentra al nivel de calidad actual de las series regulares de ambos personajes, estando este tomo de Matanza un pelín por debajo de las mismas. Por cierto, Iron Man la verdad es que me sobra un poco en este tomo, ya que solo lo han incluido claramente para subir las ventas.






Que nadie se equivoque. Si optáis por la lectura del tomito, vais a pasar un buen rato. Pero no lo compréis pensando que va a estar a la altura del estupendo, a mí parecer, Iron Man de Matt Fraction o del magistral Spiderman de Slott. No llega a ese nivel, pero por lo menos el tomo sirve para pasar un rato ameno, adrenalitico y divertido.
En cuanto al dibujo, pues sintiéndolo en el alma, en mi modesta opinión, no pasa de correcto. Como muchos saben, Crain no es que sea santo de mi devoción. Aunque si que es cierto que he de admitir que ojeando (u hojeando, elijan ustedes) el tebeo en la librería me llamo la atención más que otras veces al tener unas cuantas imágenes muy espectaculares. En su conjunto opino que su arte en ocasiones es demasiado oscura y confusa, pero le he encontrado más contenido y disfrutable en esta ocasión, pese a que continua sin convencerme demasiado.
En conclusión, este es un tomito cuya factura es impecable y no dejará mal sabor de boca a aquellos que opten por su lectura. Eso sí, va especialmente dirigida a fans de Spiderman, ya que los de Iron Man pueden sentirse un poco ninguneados. La obra es ideal para una de esas tardes en las que no tienes nada más interesante para leer.



No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada