25 feb. 2011

JLA: INJUSTICIA ILIMITADA

En memoria del tristemente recién fallecido Dwayne McDuffie, va la reseña de esta historia: “Justicia Ilimitada”.




Esta historia, protagonizada por la JLA consta de cuatro partes publicadas en el 2008 en los USA, repartidas entre el “JLA: Wedding Special”, y los números 13 a 15 del actual volumen USA de la JLA. En España fue publicado entre Agosto del 2008 y Enero del 2009,  en los números 12 a 15 de la serie regular en grapa que sacó Planeta De Agostini.

Mientras que el “Wedding Special” esta dibujado por Mike McKone, y el número 13 de la JLA por Joe Benitez, el 14 y el 15 de la serie son obra de Ed Benes. Eso sí, toda la historia esta guionizada por Dwayne McDuffie, siendo, desde mi humilde punto de vista, la mejor de las historias que realizó en papel impreso para este grupo.




El argumento arranca cuando la JLA se encuentra preparando las despedidas de soltero de dos de sus más ilustres miembros: Canario Negro y Green Arrow. Mientras la Liga se dedica a tan festivos fines, tiene lugar una reunión entre el Joker, Cheetah y nuestro calvo favorito, Lex Luthor. Dicho grupo, está formando una nueva Liga de la Injusticia, formada por un elevado número de miembros, a imagen y semejanza de la “Justice League Unlimited” de las series de animación de DC. (De ahí el guiño, y el título de la historia, pues McDuffie también colaboró en la mencionada serie animada).

Esta nueva Liga de la Injusticia, se las hará pasar canutas a nuestros héroes, procediendo a la sistemática neutralización de los componentes de la JLA,… y hasta aquí cuento, que esta historia tiene su cosa, y merece la pena ser leída.




La historia, por eso he elegido está y no otra, es un claro ejemplo de las virtudes del lamentable y prematuramente difunto guionista, ya que demuestra un conocimiento por encima de la media de los personajes, siendo capaz de definirlos a la perfección con un par de diálogos. Sirva de ejemplo la conversación entre Batman, Hal Jordan y Roy Harper de la primera parte de la saga. Además, logra manejar eficientemente a la Liga entendida como un equipo, relatando una trama donde cada miembro del equipo hace su adecuada aportación. Superman, Geofuerza, Batman, Firestorm, Vixen, Tornado Rojo,… McDuffie es capaz de dedicar momentos para todos y cada uno de ellos. Y su trabajo con los villanos, también es muy bueno. Si bien no logra cumplir la virtud que acabo de citar de darle un papel a todos (cosa por otro lado imposible, debido al elevado número de enemigos del relato), si que es capaz de contarnos una muy emocionante historia, con algunas pinceladas geniales, sobretodo al Joker, Cheetah, Doctor Luz y Luthor. Es una pena, que el resto de miembros de los “superpalos” no tengan más relevancia.

No obstante, las virtudes de este tebeo pesan más, y nos encontramos con una historia plagada de grandes aciertos, ciertos momentos de humor, sin descuidar la épica que caracteriza las mejores historias de a Liga, buenos diálogos, diversión, momentos de tensión, y, esto es importante, una sinergía entre todo, lo que proporciona un guión ejemplar, preparado para ser paladeado por los lectores que busquen un buen cómic de superhéroes.




El dibujo acompaña a la historia, y la dota de la espectacularidad requerida para un cómic donde deambulan a sus anchas grandes batallas, así como donde hacen su aparición personajes en cantidades industriales, cosa que requiere autores que controlen lo suficiente de anatomía, diseño de página y personajes. Somos afortunados los lectores, pues es el caso y podeos disfrutar de un despliegue de grandes poses, acción y dinamismo narrativo, por no mencionar un más que adecuado sentimiento de grandeza.

Que sirva esta entrada del Blog, como mi pequeño homenaje a ese genio que nos acaba de dejar, Dwayne McDuffie, cuya labor en el apartado de animación siempre será recordada por un servidor, además, no olvidemos que nos dejo cómics como “Control de Daños”, sus números de los 4 Fantásticos o esta saga de la JLA, donde no sufrió interferencias editoriales y pudo lucirse, como era marca de fábrica en este sobresaliente guionista.

McDuffie, descansa en paz, que nosotros te recordaremos, y tus obras, tanto audiovisuales como impresas, serán tu legado.


 
 

4 comentarios:

  1. Una buena forma de recordar a Dwayne McDuffie, descanse en paz.

    ResponderEliminar
  2. Curiosamente, yo de este señor, lo que más buen recuerdo me trae es su limitada de Control de Daños

    ResponderEliminar
  3. Mira que nunca he sido nada fan de McDuffie, siempre me pareció un guionista tirando a mediocre... pero en JLA, hay que reconocerle que es que no le dejaron hacer nada. Pero nada de nada. Cuando no era un crossover con una cosa lo era con otra, y si no, el previo a una tercera. Normal que se terminara quejando. En fin, ahora que estoy viendo JLU y esas cosas, la verdad es que me está gustando mucho más como guionista de animación que de comics.

    ResponderEliminar
  4. Carlos: Descanse en paz. Siempre tendremos sus obras.

    Dark: Y bien entretenida que es esa mini. Me gustó especialmente el segundo episodio, el que tiene como "villano" al Dr. Muerte.

    Tomás: La primera saga de su JLA, es más o menos, dondé más se notó la mano de McDuffie, y esta historia, esta muy en consonancia al nivel de calidad, al que nos tiene acostumbrados en su exquisita labor en el campo de la animación.

    ResponderEliminar