22 feb. 2011

SPIDERMAN Y LA ANTORCHA HUMANA

Hoy tengo el placer de reseñar en el blog, una de las mejores historias arácnidas de los últimos tiempos: “Spiderman y la Antorcha Humana”.




Esta historia consiste en una serie limitada de título original “Spider- Man / Human Torch: I´m with the stupid”, que consta de 5 números, publicados en USA entre Marzo y Julio del 2005. En España fue editada en un tomo único en el 2006, de título completo: “Marvel Style: Spiderman y la Antorcha Humana”. La gran pega del formato “Marvel Style” es que pese a tratarse de un formato de libros de tapa dura, es que es de tamaño diminuto, más pequeño incluso que las Bibliotecas Marvel.

Los autores de la miniserie son un inspirado Dan Slott al guión, y un camaleónico Ty Templeton al dibujo.




El argumento es la evolución acerca de la amistad entre Spidey y la Antorcha. Así de sencillo y así de complejo. La miniserie va avanzando en el tiempo y cada episodio de los cinco de los que consta la historia esta ambientado en una época diferente. El primer esta ambientado en la étapa Ditko de Spidey, cuando esté iba aún al instituto y se citaba con Betty Brant, mientras Johnny se las veía y deseaba con Dorrie Evans. El segundo capitulo avanza un par de años, cuando Parker ya va a la universidad, y en su serie imperaba un tono ye-ye, de cómic romántico, mientras que la Antorcha estaba loquito por cierta Inhumana. El tercer episodio nos muestra a un apesadumbrado Spiderman que acaba de perder a Gwen Stacy, mientras que Johnny acaba de tener que despedirse de Crystal. El cuarto capitulo avanza a los años 80, época post-Secret Wars, cuando Spidey acaba de conseguir el traje negro, y Hulka ha sustituido a la Cosa en los 4F. El quinto episodio esta situado en al actualidad (pre-Civil War) y nos muestra un momento decisivo que redefinirá la aistad entre ambos personajes.

Es admirable la capacidad de Slott para bucear en la continuidad de ambos personajes, y no solo se limita a ser un ejercicio nostálgico (que también lo es, y de los buenos), sino que profundiza y añade nuevos detalles que  enriquecen y amplían el pasado común de esta pareja de supercolegas. Como único pero se le podría poner que en el episodio ambientado en los años 80, la continuidad referente a la Antorcha no termina de conectar con la ya existente, puesto que aquí se le supone profundamente enamorado de Alicia Masters, y en la miniserie que nos ocupa, aparece en dicho episodio flirteando con otra chica.




Escrita con un estilo añejo, pero al mismo tiempo fresco y sorpréndete, esta miniserie se nos destapa como la gran obra de Slott, guionista fundamentalmente continuista (siguiendo la estela de Kurt Busiek), pero al mismo tiempo se atreve a dar un paso necesaria para hacer proseguir  por un camino lógico, coherente y largo tiempo demorado, la relación entre Spidey y la Antorcha. Si he mencionado unas líneas más arriba a Busiek, es por que Slott bebe del continuismo y del archivisto de este guionista, pero no se limita a este aspecto, sino que se puede considerar que ha añadido a la mezcla los aspectos cómicos de un Peter David, dotando al conjunto de la obra con algunos chascarrillos y momentos realmente hilarantes.

Y en cuanto al dibujo, hay que decir que Templeton realiza aquí un trabajo ejemplar. Es un autor que es perfectamente de recuperar tanto influencias y sensaciones pertenecientes a las etapas Ditko, Romita Sr., Andru y Frenz, cada una en su episodio correspondiente, logrando que el lector se sienta como viviendo un acontecimiento que transcurre en las épocas mencionadas. A su vez, Templeton, tiene un ligero estilo cartoon, que aunado a las anteriormente descritas referencias, dan como resultado un dibujo delicioso y muy agradecido para la vista, de líneas claras.




En definitiva, nos encontramos ante una de esas joyitas, capaces de emocionar al lector veterano, por el ejercicio nostálgico que supone adentrarse en la cronología de estos personales, simultáneamente que proporciona información lo suficientemente interesante como para atrapar al neófito, bebiendo de fuentes clásicas, pero dando pasos hacia delante en la evolución de la relación entre personajes. Muy recomendable.



2 comentarios:

  1. Posiblemente mi tebeo MARVEL preferido de esta pasada década. Así de contundente.

    Por cierto, no tengo el tebeo a mano (se lo presté a mi colega Vic), pero creo recordar que el tebeo que narra la parte post-Secret War se podía incluir justo antes de que Johnny empezará a tirarle los tejos a Alicia. Su relación no fue una cosa inmediata, así que algún hueco para flirtear con otras chicas sería fácil de encontrar. Pero para asegurarlo tendría que releerme el tomito "formato Tetra-Brik", y no lo tengo a mano. ¡mecachis!

    ResponderEliminar
  2. Ángel, lo mismo me falla la memoria, pero el episodio al que hago mención, el único momento en que puede esta r ambientado es justo tras volver los héroes del planeta de las Secret Wars. El problema es el pelo de Johnny, que me descoloca un poco.

    Este fin de semana, repasaré los 4F de Byrne (no los tengo a mano) y compruebo a ver.

    En cuánto a lo que comentas, este tebeo es uno de los mejores que se han escrito sobre Spidey, y ya puestos, sobre la Antorcha. Me gusta especialmente el último episodio, en el que se redefine su amistad.

    ResponderEliminar