10 feb. 2011

JLA: AÑO UNO

Hoy me gustaría comentar uno de esos grandes cómics que ganan cada vez que los relees. Me refiero a “JLA: AÑO UNO”.



 
“JLA: AÑO UNO” (“JLA: YEAR ONE”) es una maxiserie de 12 episodios publicados en 1998, que aquí en España fueron editados en Junio del 2006 en un tomo en rústica, de mano de Planeta De Agostini.

Los autores son  Mark Waid y Brian Augustyn al guión (quienes, por cierto se tomaron un año de excedencia de su exitosa labor en Flash para realizar esta historia), mientras que Barry Kitson al dibujo.

El argumento de esta serie es una continuación del “Secret Origins Nº 32 USA”, recién comentado en este blog. http://delirios-de-grandeza.blogspot.com/2011/02/liga-de-la-justicia-secret-origins-n-32.html




Si en dicho número de “Secret Origins” se nos contaba como se reunió el grupo, aquí tenemos las primeras andanzas como miembros fundadores de la JLA de Aquaman, Canario Negro, Flash, Green Lantern y el Detective Marciano. Si esta maxiserie es continuación directa de esa historia, hay que decir que no terminan de encajar las continuidades de ambos relatos al 100%, puesto que hay algunas piezas que no encajan, como que (SPOILER) al final de la historia del “Secret Origins” elijan el nombre de “Liga de la Justicia de América”, y que en el número de esta maxiserie digan el nombre en una rueda de prensa improvisando, como si se les acabase de ocurrir en ese momento. Además de que en la historia del origen, Hal Jordan no tenga cuidados especiales por mantener su identidad secreta, confesándola a las primeras de cambio al Detective Marciano, mientras que en esta serie limitada, una de las tramas es precisamente la desconfianza y el no conocimiento de las identidades secretas. (FIN DE SPOILER) Por no mencionar, otros detalles acerca de datos que mencionan de su vida personal en el “Secret Origins” y luego no encajan con los mostrados en “Año Uno”.

Sin embargo, eso no es óbice, para que este tomo no sea una de las mejores historias de este grupo. La forma en la que se trata a cada personaje es magistral, analizando su vida privada y personal, tanto por separado como en conjunto como miembros de la Liga. La interacción del elenco de protagonistas es excelente, dando pie a un manual de cómo debería escribirse un cómic de supergrupo. Waid y Augustyn logran tramistir al lector las inseguridades, los miedos, las dudas y las diferentes voces de los personajes. Especialmente lograda es la relación de Flash y Canario Negro, así como esas subtramas que implica la desconfianza a la que hacia mención anteriormente, y todo lo que rodea el asunto de las identidades secretas.




Pese a la enorme importancia en el guión de toda la esfera personal de nuestros héroes, hay que decir que la épica y la acción no están ausentes de este relato, sino todo lo contrario, conteniendo esta historia batallas y enfrentamientos dignos de la tradición del grupo. Otro de los aspectos que se ha cuidado, ha sido trufar a la historia con diferentes apariciones de héroes y futuros héroes del Universo DC, mostrándonos como se relacionan con la Liga, además de lucirse el argumento con interesantes Team-Ups.    

En cuanto al dibujo, en mi modesta opinión, este es el mejor trabajo de Kitson. Pues aquí el dibujante se muestra versátil, clavando las escenas superheroicas, dándoles un aspecto y un resultado muy cuidado, resultando  espectaculares y al mismo tiempo, dotadas de reminiscencias de la Edad de Plata del cómic. Y además, el artista es capaz de hacer un muy buen trabajo en las escenas cotidianas, proporcionando a sus figuras una excelente caracterización. Especialmente buenas me parecen sus versiones de Flash, Canario Negro y Green Lantern.




En conclusión, este es un cómic absolutamente recomendado para fans del cómic de superhéroes en general y fans de la JLA en particular, tanto neófitos que quieran saber más del grupo, como para seguidores acérrimos del mismo que quieran ver nuevas perspectivas acerca de la Liga.

Esta historia tuvo una miniserie derivada, manteniendo al guión a Waid y a Kitson en el dibujo, pero cambiando a Augustyn por Tom Peyer. Esta miniserie llevaba por título “Flash/Green Lantern: The Brave And The Bold” y profundizaba en la amistad existente entre Flash y Green Lantern. Esta reseñada en este mismo blog: http://delirios-de-grandeza.blogspot.com/2011/01/flashgreen-lantern-brave-and-bold.html .
Además, existe una secuela de “JLA: Año Uno”, que esta realizada por John Ostrander al guión y por Val Semeiks al dibujo, titulada “JLA: Encarnaciones”.

Como curiosidad, añadiré que los acontecimientos de “Crisis Infinita”, eliminaron de la continuidad esta maxiserie, al cambiar los miembros fundadores del grupo mediante retrocontinuidad. Pero el poder disfrutar de esta historia, no nos lo quita nadie. Por que merece la pena y mucho.



 

5 comentarios:

  1. Esta post va en honor de mi amigo “Saito Hajime (capitán de la 3ª tropa del Shinsengumi), quien me pregunto por buenos cómics del Detective Marciano. Este tomo es uno de ellos.

    ResponderEliminar
  2. Pues si te gusta esa imagen, te gustará este tomo de Planeta. ¿Has leido JLA: Año Uno? Barry Kitson se sale.

    ResponderEliminar
  3. No,no lo leí.Haber si lo consigo...

    ResponderEliminar
  4. Pues yo creo que este tomo te gustará mucho. Es de lo mejor que se ha escrito sobre la JLA. :)

    ResponderEliminar